Tesla ofrecerá un volante convencional en los Model S y Model X tras las críticas generalizadas al polémico «yoke»

Cuando Tesla presentó las versiones actualizadas de los Model S y Model X a principios de 2021, una de las novedades más polémicas introducidas fue el «yoke steering wheel», un volante de tipo mariposa (es decir, de aro incompleto) que ha recibido duras críticas por parte de la prensa especializada y de los propios usuarios.

Debido a su diseño poco ergonómico, la conducción del coche se vuelve muy incómoda: aunque circulando por autopista no suele haber ningún problema, en carreteras con curvas, en circuito e incluso en ciudad es engorroso de utilizar, haciendo que incluso las maniobras de aparcamiento resulten difíciles de completar con soltura.

Elon Musk, director ejecutivo de Tesla, justificó la decisión de incluir este elemento aludiendo a que permite una mejor visualización de los displays (instrumentación, pantalla central) cuando el coche está funcionando en modo autónomo. Sin embargo, los críticos señalan que el sistema FSD (Full Self-Driving) todavía está lejos de poder ofrecer una experiencia de conducción verdaderamente autónoma.

Por este motivo, muchos consideran que el «yoke steering wheel» no es más que una maniobra de marketing para dar que hablar, pues no tiene ninguna ventaja real. Aunque otras marcas también están trabajando en soluciones similares, en su caso el volante «yoke» va asociado a un sistema de dirección by-wire (por cable).

Imagen filtrada del nuevo volante redondo del Tesla Model S

Tesla está trabajando en una dirección by-wire… pero todavía faltan años para su lanzamiento

Esta tecnología, que podemos encontrar por ejemplo en el Toyota bZ4X (One Motion Grip), permite que la relación de giro vaya variando de forma dinámica en función de la velocidad. Así, el volante del bZ4X solo gira 150 grados de tope a tope, lo que hace innecesario el uso de un aro completo. Sin embargo, esto no ocurre con los Tesla Model S y Model X, que utilizan un sistema de dirección convencional.

Debido a las críticas generalizadas, todo parece indiciar que finalmente Tesla ofrecerá un volante convencional como opción. Aunque en su momento se filtraron imágenes de dicho extra e incluso se han llegado a ver algunos prototipos, su llegada ha quedado confirmada de forma definitiva por el famoso hacker @greentheonly.

Aparentemente, la herramienta de diagnosis de Tesla (Service Tools) ha sido actualizada y ahora incluye dos opciones de volante: «yoke» y «round». Con todo, este cambio aparentemente no traerá de vuelta otros elementos que muchos usuarios echan en falta: las palancas tras el volante, que han sido sustituidas por botones hápticos.

Fuente | electrek

Compártelo: