Así será el nuevo BMW i3. Una berlina eléctrica ¿sólo para China?

Con la denominación «i3» cerca del final de su actual vida útil, BMW ultima la llegada del que no será su sustituto natural, pero si le robará el nombre. Se trata del nuevo BMW i3 eDrive35L, que ha sido presentado en China, y donde de momento se centrarán sus ventas.

Se trata como recordamos de una berlina que se coloca a la altura del BMW Serie 4 por tamaño, por lo que no sería tampoco un Serie 3 eléctrico. Algo que confirman ahora sus medidas que nos indican que tiene un cuerpo de 4.872 mm de largo, 1.846 mm de ancho y 1.481 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2966 mm, lo que lo hace 163 mm más largo, 19 mm más ancho y 39 mm más alto que un BMW Serie 3 normal.

El i3 contará con un único sistema de propulsión con motor trasero de 210 kW (285 CV) y 400 Nm. Un sistema que le impulsa hasta los 100 km/h en 6,2 segundos.

La batería por su parte es un pack de 70,3 kWh brutos, 66,1 kWh netos, que le proporciona una autonomía de 526 km según una medición del ciclo de prueba de vehículos ligeros (CLTC) usado en China. Algo que le colocan por debajo del Tesla Model 3, que bajo el mismo ciclo logra en su versión Long Range un total de 556 km.

La carga se puede realizar a través de un sistema en alterna, hasta 11 kW, o por continua hasta 95 kW que le permite asar del 10 al 80% de carga en 35 minutos. Lo curioso es que al igual que el BMW i4, este i3 chino tiene el puerto de carga en alerta situado en el guardabarros delantero izquierdo, mientras que el puerto CCS está ubicado en la parte aleta derecha. Una potencia que parece limitada por el sistema chino, ya que se rumorea que fuera del mismo podrá alcanzar los 200 kW.

Una propuesta bastante interesante que de momento no llegará a Europa, pero si puede hacerse un hueco en aquellos mercados donde la berlina de la familia «i» no llegue, y que comenzará este próximo mes de mayo sus ventas.

¿Tendría este modelo un hueco en el mercado europeo? Sin duda para muchos se pisaría claramente con el i4. Pero por otro lado el diseño convencional y enmarcado en la imagen de marca de BMW le podría permitir explorar un mercado con una propuesta algo más grande que el propio i4 y que posiblemente si que podría ser lanzado en Europa como alternativa a los Mercedes EQE o los futuros Lucid Air con los que comparte tamaño.

Compártelo: