Hyundai anuncia el desarrollo de la plataforma eléctrica IMA, una evolución de la E-GMP del IONIQ 5

Hyundai ha anunciado que invertirá un total de 14.500 millones de euros en electrificación de aquí al año 2030, lo que le permitirá alcanzar unas ventas anuales de 1,87 millones de coches eléctricos para finales de la década (anteriormente se había propuesto llegar a los 560.000 en 2025), así como una cuota de mercado del 7%.

En paralelo, la compañía surcoreana ha confirmado el lanzamiento de diecisiete nuevos modelos eléctricos de las marcas Hyundai y Genesis para 2030, la última de las cuales comenzará a eliminar sus motores térmicos en 2025, siendo su objetivo el de contar con una alineación exclusivamente eléctrica apenas cinco años después. De todos los modelos anunciados, once serán de Hyundai (tres sedanes, seis crossover, un comercial ligero y un vehículo específico para servicios) y seis de Genesis (dos sedanes y cuatro crossover).

Hyundai aspira a que sus vehículos eléctricos logren un margen de beneficio de como mínimo el 10%, algo que ayudará a la empresa a mantener un elevada rentabilidad a pesar de la profunda transformación que sufrirá a lo largo de la próxima década. Para lograr las economías de escala necesarias, Hyundai comenzará a fabricar automóviles eléctricos fuera de sus actuales plantas de Corea del Sur y Chequia.

En paralelo, también se ha anunciado el desarrollo de una nueva plataforma modular para vehículos eléctricos, IMA (Integrated Modular Architecture). Esta arquitectura será en realidad una evolución de la ya conocida plataforma E-GMP, la cual se emplea actualmente en los Genesis GV60, Hyundai IONIQ 5 y KIA EV6.

Evolución prevista de la tecnología eléctrica de Hyundai

La flexibilidad será una de las principales características de la plataforma IMA

La plataforma IMA se utilizará tanto en modelos de pasajeros como en vehículos «especiales» (por ejemplo, robotaxis). Aunque chasis, motor (habrá cinco tipos de unidades propulsoras según las especificaciones requeridas) y baterías estarán estandarizados, esta base será lo suficientemente flexible como para emplearse en todos los segmentos del mercado.

Por otro lado, Hyundai ha confirmado que se encuentra trabajando con sus socios en la tecnología de electrolito sólido, si bien no se ha concretado una fecha de llegada al mercado. Por otro lado, también se ha anunciado que todos los modelos nuevos que lance Hyundai a partir de finales de 2022 disfrutarán de actualizaciones OTA, las cuales se estandarizarán en toda la gama a partir de 2025.

En el plano de la conducción autónoma, Hyundai planea lanzar su primer sistema de nivel 3 este mismo año con el nuevo Genesis G90, tope de gama de la firma premium. Además, en 2023 comenzará a operar un servicio de robotaxis basados en el IONIQ 5.

Compártelo: