Melilla ya tiene en funcionamiento su megabatería estacionaria de respaldo

Las baterías de los coches eléctricos que se van al desguace no van al cielo, antes de ser recicladas pueden utilizarse como acumuladores energéticos. Eso es lo que ya sucede en Melilla, el proyecto piloto Second Life Melilla se ha hecho realidad y la ciudad autónoma ya cuenta con una megabatería estacionaria para hacer frente a cortes de suministro por sobrecarga.

La primera vez que os hablamos de este proyecto fue hace cuatro años. Se da la circunstancia de que Melilla tiene una central térmica y está desconectada de la red eléctrica nacional. Para evitar un apagón por sobrecarga de la central se ideó un sistema de respaldo, de emergencia, para proporcionar energía mientras la central térmica hace un «reset».

Así, el operador Endesa se puso de acuerdo con Nissan para darle un segundo uso a baterías usadas de varios Leaf, con capacidad suficiente para servir como megabatería de respaldo. Han conformado un cluster de 48 baterías usadas y otras 30 nuevas, que suman una capacidad de 1,7 MWh. En otras palabras, 21,8 kWh por paquete.

El cluster de baterías tiene una potencia de 4 MW, en teoría es capaz de dar energía a los 86.120 habitantes de la ciudad autónoma durante unos 15 minutos. En ese tiempo los operadores de la central pueden activar el generador de emergencia y reanudar el suministro normal, pero sin caída de la red. Tal y como lo describen, no se usará como balanceador de carga, es una solución de emergencia y como forma de darle estabilidad a la red.

Esta iniciativa se enmarca en aprovechar lo existente para mejorar el sistema eléctrico, en otras palabras, economía circular. Respecto al proyecto inicial, la cantidad de baterías ha bajado de más de 90 a 78, pero se han mantenido los 4 MW de potencia y la capacidad de 1,7 MWh para dar soporte a la ciudad durante un cuarto de hora.

Es posible que algunas baterías usadas simplemente no dieran la talla y por eso se han colocado unas cuantas nuevas. El comunicado de prensa dice que se han combinado las usadas con las nuevas para comparar su rendimiento.

Fuente | Endesa

Compártelo: