Rivian anuncia versiones más económicas de R1T y R1S para 2024, mientras infla precios para quienes reservaron antes

En Estados Unidos se está convirtiendo en una costumbre lo de inflar los precios de los coches nuevos, también en SUV y pick-up. A veces es por simple escasez de unidades, los concesionarios inflan en plan «lo tomas o lo dejas», lo cual se denomina dealer markup, aunque los fabricantes están empezando a poner coto a esa práctica. Otras veces es porque en caso contrario las cuentas no salen. Es lo que le pasa a Rivian Automotive.

Los precios anunciados en el Salón de Los Ángeles de 2018, cuando R1S y R1T fueron presentados al público, ya no se pueden seguir respetando. Habían dicho desde 69.000 dólares sin ayudas a la compra. Tras la presentación del Tesla Cybertruck al año siguiente, ajustaron un poco y prometieron 67.500 dólares para el R1T Explore, o 75.000 dólares para el R1T Launch Edition.

Debido a la «presión inflacionaria» de los proveedores y las materias primas, a las que ningún fabricante es ajeno, Rivian está avisando a los clientes que reservaron su vehículo -1.000 dólares mediante- que verán actualizada su configuración con precios más altos. Se libran los clientes en una fase muy avanzada del proceso de entrega, los demás tendrán que pasar por el aro o recuperar la cantidad depositada previamente, y que corra la lista de espera.

Inauguración de la producción en serie de Rivian R1T en septiembre de 2021

El correo que reciben los clientes dice lo siguiente: «El precio base del vehículo y el coste de determinadas opciones, extras y accesorios se ha incrementado. En las versiones Adventure y Explore de R1T la cubierta Tonneau [de la caja] es un extra. Estamos en proceso de actualizar su cuenta Rivian para reflejar estos ajustes, y le mandaremos un correo de notificación cuando hayamos terminado. Hasta entonces, las actualizaciones de producto y precios puede verse en nuestro configurador».

Por ejemplo, la configuración de cuádruple motor -van integrados en cada rueda-, que es la única que ahora mismo se fabrica, es 6.000 dólares más cara. La de doble motor -propulsión trasera- llegará en 2024. Lo mismo con el paquete básico de baterías, el que quiera su R1T/R1S puede elegir entre las de mayor capacidad y las de mayor capacidad, otros 6.000 dólares. Cuanto más caro es el vehículo, más factura Rivian.

Fred Lambert, uno de los fundadores de Electrek, se queja de que su reserva de R1S va a tener un incremento de precio considerable. Un Rivian R1T con el paquete Adventure (desde 73.000 dólares) con cuádruple motor, baterías de gran capacidad, las llantas de 22″, color exterior El Cap Granite y el interior Forest Edge le puede salir por 89.500 dólares, cuando esperaba pagar mucho menos, 76.500 dólares; en nuestra divisa hablamos de 11.718 euros adicionales.

Está pensando en retirar su reserva y recuperar los 1.000 dólares por razones obvias. Siempre le queda el recurso de cancelar su reserva actual y convertirla en una nueva reserva con vistas a 2024.

Lo que está haciendo Rivian no tiene nada de especial en la industria

Rivian Automotive, como fabricante emergente que es -y de muy bajo volumen todavía- tiene menos colchón financiero para asumir unilateralmente aumentos de costes por los proveedores y/o por las materias primas que emplean. Incluso Tesla ha tenido que hacer numerosos ajustes de precios, y en más de una ocasión, dada una creciente presión inflacionaria.

Tesla dijo en su día que el Tesla Model 3 Standard costaría 35.000 dólares en adelante, y en la práctica eso apenas ha sucedido. Lo cierto es que Tesla factura bastante más con cada Model 3 que vende, primero por no haber versión Standard, segundo porque hay promesas que no se pueden mantener pasados los años y un montón de cosas cambiando en la economía, como la mismísima inflación.

Rivian Automotive es culpable de querer mejorar la rentabilidad por unidad, obsesión de la industria del automóvil en los últimos años dada la reducción de volúmenes de producción

Sí, Rivian es el primer fabricante de pick-up eléctricos de Estados Unidos en masa, lo cual es una ventaja muy temporal. Hay más jugadores en liza, a corto plazo se apunta a la fiesta el 2022 Ford F-150 Lightning y tal vez el Lordstown Endurance, se quedan para más adelante los Chevrolet Silverado, GMC Sierra, RAM 1500 Electric y Tesla Cybertruck.

Los que quieran un pick-up eléctrico ya tienen dos opciones, o pagar más ahora, o esperar. Cuanta mayor sea la espera, más oportunidades para la competencia, aunque todos van mediante reservas previas. La única alternativa es pagar un sobreprecio en unidades prácticamente nuevas que ya están en la calle. El que más reservas tiene, con mucha diferencia, es Tesla, con más de 1,3 millones de potenciales clientes esperando.

Compártelo: