Rivian recula, mantendrá los precios para pedidos hasta el 1 de marzo, para los nuevos sí hay subida

Dicen que rectificar es de sabios, y Rivian Automotive ha sabido hacerlo en un tiempo prudencial, apenas unos pocos días, después de recibir no pocas cancelaciones de pedidos/reservas por el alza de precios recientemente anunciado. Tal es su propósito de enmienda, que hasta los que han cancelado su pedido tendrán la oportunidad de echarse para atrás; quid pro quo.

Recapitulemos. Rivian había anunciado el 1 de marzo nuevas versiones para 2024, con solo dos motores (propulsión trasera) y un paquete de baterías de menor capacidad, con el que se pueden hacer 400 kilómetros. Estas versiones mantendrían los precios conocidos antes para las versiones de cuádruple motor (tracción total) y de baterías de mayor autonomía. Era la forma de cubrir el alza de precios experimentado desde 2018, cuando se anunciaron, considerando que la industria tiene un 30% más de costes.

El CEO Rivian Automotive, RJ Scaringe, comunicó lo siguiente: «A principios de semana anunciamos incrementos de precios que rompieron su confianza en nosotros, por la que habíamos trabajado». No sabemos cuántos clientes descontentos cancelaron sus pedidos, pero debió ser un número relevante al encontrarse alzas de precios de 6.000 a 14.000 dólares respecto a lo anunciado.

Así, todos los pedidos a fábrica -y reservas formalizadas- que se hayan hecho antes del 1 de marzo mantendrán el esquema de precios anterior, por lo cual podrán llevarse versiones 4×4 y con baterías grandes al mismo precio que se llevarán los nuevos clientes las versiones 4×2 con baterías de menor autonomía. Así, los que hagan nuevas reservas ya serán en plan «ya no os pilla por sorpresa».

Los clientes que cancelaron su pedido tienen la oportunidad de hacer tabula rasa y dejarlo todo como estaba, pagarán lo mismo que antes del anuncio de precios. De esta forma, el cliente prefiere hacer de colchón con la diferencia de precios con tal de no cabrear a sus clientes en un momento en el que, todavía, son el único fabricante de pick-up eléctricos en Estados Unidos -y SUV derivados-.

Durante unos cuantos días el equipo de atención al cliente tendrá trabajo, van a contactar con los clientes que cancelaron sus pedidos y ofrecerles des-cancelarlos. Rivian admite que no ha gestionado bien la comunicación ante el cambio unilateral, la próxima vez tendrá más cuidado. Las versiones que mantienen los precios anteriores, pero con menos motores y menor autonomía, se empezarán a producir en 2024.

Compártelo: