Toyota Mirai, ya homologado y listo para trabajar como el primer taxi de hidrógeno en Madrid

Se está cumpliendo el calendario previsto para que entren en servicio los primeros taxis de pila de combustible de hidrógeno en Madrid. En el pasado junio os hablamos del proyecto de taxis de hidrógeno verde de la FPTM, que cuenta con, entre otros, la colaboración de Toyota España, así como de la Comunidad de Madrid, que ya mostró su apoyo al proyecto.

La Dirección General de Gestión y Vigilancia de la Circulación del Ayuntamiento de Madrid ha emitido la autorización administrativa para que el Toyota Mirai pueda trabajar como taxi. Es la primera vez que se da esta autorización a un coche de pila de combustible de hidrógeno. En una fase inicial las subvenciones públicas son fundamentales para que empiece a haber una flota cautiva de vehículos que justifiquen las infraestructuras de recarga.

Con una carga completa de hidrógeno a 700 bares de presión el Toyota Mirai puede recorrer 650 kilómetros y moverse con prestaciones superiores a las del típico Prius, Lodgy u Octavia con lucecitas verdes en el techo. No destaca mucho por su aceleración, 0-100 km/h en 9 segundos, pero sí por su autonomía frente a los modelos eléctricos.

De momento solo se puede repostar en un único lugar en toda la provincia, en la EESS de Las Tablas, en un surtidor que es «público», aunque antes hay que pedir autorización a los miembros del consorcio. Damos por descontado que el primer taxista que se atreva a faenar con el Mirai tendrá pocas pegas, dado que Toyota España es uno de dichos miembros.

Los PVP del Mirai son de 65.000 euros en acabado Vision y 72.000 euros en el Luxury, el color blanco no tiene coste adicional. A los 7.000 euros del Plan MOVES III, por su condición de coche de pila de combustible, se le pueden añadir otros 700 euros adicionales. Considerando que un taxi se compra por menos que lo que paga el público general, sigue siendo un coche caro, otra cosa es que el hidrógeno vaya a cuenta del consorcio. Para el cliente nada cambia, las tarifas son las mismas se suba en el taxi que se suba, tiene cinco plazas homologadas aunque no tiene el mejor maletero, 361 litros.

En 2022 desaparecerán los taxis diésel más antiguos en Madrid. Desde 2018 no se emiten nuevas licencias para taxistas con turismos de gasóleo -salvo Eurotaxis-, pero hay todavía muchos que superan los 10 años. Se encuentran en un periodo de moratoria, aquellos que hayan cumplido los 10 años el 1 de enero de 2021, se retirarán del servicio definitivamente cuando se termine este año. Ídem para híbridos y a gas.

Vía | Asociación Gremial de Auto Taxi de Madrid

Compártelo: