Un Tesla Model 3 se para en plena autopista en EEUU y el conductor muere en una colisión, ¿otro caso de frenada fantasma?

El pasado domingo sobre las 20:15 -hora local- ocurrió una colisión múltiple en la autopista interestatal I-70 en Independence (Missouri, EEUU), viéndose implicado un 2019 Tesla Model 3 y otros dos vehículos que fueron incapaces de esquivarlo. Las autoridades comunicaron en primer lugar que el Tesla se había detenido en mitad de la carretera -en el carril central- por razones desconocidas el mismo domingo, pero se habló de un posible problema mecánico ya el lunes.

De no haber sido el Tesla el involuntario protagonista de este accidente de tráfico, seguramente habría pasado desapercibido. Los siniestros viales en los que se ve implicado un Tesla siempre tiene un componente de morbo acerca de un posible problema con sus automatismos, y si fallece alguien, todavía más. En este caso falleció el conductor, T. L. S., de 74 años de edad, pero sobrevivió el pasajero que le acompañaba, que fue hospitalizado.

El accidente sigue bajo investigación, pero se barajan dos teorías. Una de ellas es que se trate de otro caso de «frenada fantasma», por la cual el coche aplica los frenos bruscamente sin que haya vehículo u obstáculo contra el que chocar. Al ser un 2019 Model 3 salió de fábrica con el radar frontal, discontinuado en primavera de 2021. Sin embargo, la campaña de revisión de «frenada fantasma» es para modelos posteriores a 2019, aunque la NHTSA conoce quejas también al respecto.

Otra posibilidad es que el conductor, por cualquier razón, apuró la carga de las baterías hasta agotarlas y que el coche se detuviese exhausto. Según Jack Taylor, portavoz del Departamento de Policía de Independence: «Simplemente se paró. Y como dije, no sabemos todavía por qué. Confiamos en que en los próximos días, según finalicemos la investigación, podamos determinar el motivo. Ahora mismo no lo sabemos».

Los datos de la «caja negra» del Tesla Model 3 revelarán lo que ahora mismo es un misterio. La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) a través de un portavoz declaró a la cadena FOX4 que es un accidente «inusual y singular». La misma cadena no logró explicaciones de Tesla.

El portavoz de la policía dijo también que: «Usted ve un vehículo que va a 115-120 km/h que se detiene tan rápido, incluso si ha aminorado la marcha despacio, y se lo encuentra en mitad de una autopista, ya sabe, eso supone un problema muy serio». Incluso si todos los vehículos que van detrás tienen frenada automática, es evidente el riesgo de colisión múltiple en una vía rápida.

Afortunadamente, los ocupantes de los otros dos vehículos implicados hacían uso del cinturón de seguridad y no resultaron más que heridos leves. Incluso con cinturón, soportar una colisión por alcance a alta velocidad no suele ser muy compatible con la vida, especialmente a una edad avanzada.

Vía | KSN (inaccesible desde IP europea)

Compártelo: