Volkswagen retrasa el inicio de la producción del ID.5, pero las plantas de Zwickau y Dresden reinician sus trabajos

Volkswagen ha confirmado el retraso en el lanzamiento de su último coche eléctrico. El SUV cupé ID.5 ha sido la última víctima de la falta de componentes que últimamente se ha solucionado en las plantas de coches eléctricos de Zwickau y Dresden, donde la llegada de arseses de Ucrania ha permitido reiniciar la producción de los modelos MEB.

Según indica la prensa alemana, el ID.5 llevará finalmente al mercado a principios de mayo. El tercer modelo eléctrico de la familia debería comenzar sus entregas en abril. Sin embargo, esto no es posible debido a las dificultades en la producción provocado por la falta de algunos componentes.

Y es que como estamos viendo, la industria automotriz continúa luchando con los problemas globales en la cadena de suministro causados ​​por la pandemia. Además de la falta de chips, el ataque de Rusia a Ucrania ahora está causando cuellos de botella, especialmente en los arneses de cables.

Según el informe, el lanzamiento al mercado del ID.5 ahora está previsto para la primera semana de mayo. El requisito previo para esto es que VW pueda proporcionar a todos los concesionarios los vehículos de exhibición o demostración necesarios.

Como recordamos, el ID.5 es una versión deportiva del ID.4. Desde un punto de vista técnico, ambos vehículos son prácticamente idénticos, diferenciándose principalmente porque el recién llegado cuenta con una caída del techo más pronunciada, una luna trasera más tendida y un spoiler rematando el portón, lo que le da una mejor aerodinámica.

El contará con mecanizaciones desde los 174 CV (128 kW) de potencia y 310 Nm de par, lo que le permite completar el 0 a 100 km/h en 10,4 segundos, pasando por la de 204 CV (150 kW) y 310 Nm, rebajando el crono a 8,4 segundos. La velocidad punta en ambos casos está limitada a 160 km/h, mientras que la autonomía se sitúa en 520 km WLTP. También habrá versión GTX que eleva la potencia hasta los 299 CV (220 kW) y 460 Nm. En este caso, el 0 a 100 km/h es de 6,3 segundos, mientras que la velocidad punta aumenta hasta los 180 km/h. La autonomía sin embargo se ve limitada a 480 km WLTP.

En nuestro país, el ID.5 Pro partirá de los 48.980 euros antes de ayudas, mientras que el ID.5 Pro Performance se irá a 50.550 euros. El ID.5 GTX, dado que será el tope de gama, también será lógicamente el más costoso: 55.370 euros. Estas tarifas son solo ligeramente más elevadas que las del ID.4 (Pro: 46.040 euros; Pro Performance: 47.590 euros; GTX: 52.525 euros).

Reinicio producción en Zwickau y Dresden

Pero al menos hay buenas noticiasen el área de producción de Volkswagen. La producción de coches eléctricos en las plantas de Zwickau y Dresden puede acelerarse nuevamente más rápido de lo planeado, según la prensa alemana.

Gracias a que se están entregando más arneses de cables desde Ucrania, ambas instalaciones de producción están programadas para comenzar de nuevo a fines de marzo. «El objetivo es entregar los vehículos de los clientes lo más rápido posible», dijo un portavoz de la compañía. Hasta ahora, VW solo había planeado el reinicio en Zwickau una semana después. Todavía no hay fecha para Dresde.

Las plantas de Zwickau y Dresden serán las primeras en fabricar exclusivamente coches eléctricos, incluido el ID.5. Allí también se producen modelos basados ​​en la plataforma MEB para las marcas Audi y CUPRA.

Compártelo: