BYD supera a Volkswagen vendiendo coches eléctricos, Tesla sigue líder

Al cierre del primer trimestre de 2022 ya podemos comparar los datos de ventas de los tres principales fabricantes de coches eléctricos -y algún que otro modelo comercial-, sin tener en cuenta híbridos enchufables. Tesla continúa a la cabeza con 310.048 unidades vendidas, un aumento interanual del 68% respecto al primer trimestre de 2021.

El Grupo Volkswagen ha tenido un rendimiento mediocre por causas ajenas a su voluntad, como un conflicto bélico en Europa que le ha dejado sin un componente fundamental: mazos de cables. Este problema se ha añadido al existente de falta de microchips, aumento de los precios de materias primas, etc. En total, han vendido 99.100 coches eléctricos, volumen que no alcanza la media mensual de Tesla en lo que va de año.

La distancia entre el volumen de ambos fabricantes casi se ha multiplicado por dos. Mientras que en el primer trimestre de 2021 Volkswagen había producido 72.129 124.929 unidades menos que Tesla, en el pasado trimestre la diferencia ha sido de 148.800 210.948 unidades. Esto no habría sido así en el caso de que las marcas de Volkswagen no hubiesen tenido problemas de suministros, situación que por otra parte no va a ser eterna.

En cuanto al fabricante chino BYD, la mejora de su rendimiento vendiendo coches eléctricos es más que sorprendente. En los tres primeros meses del año BYD vendió 143.224 unidades, lo cual significa un 271% más que en el mismo periodo del año pasado. Hacía dos años que BYD no vendía más coches eléctricos que el Grupo Volkswagen.

BYD produjo un volumen de poco menos de la mitad que Tesla, y también se ha aumentado la distancia con Tesla, la compañía de origen estadounidense aumenta su ventaja de 146.278 unidades a 166.284, un 14% adicional. El fabricante chino aspira a alcanzar un volumen de 600.000 coches eléctricos en 2022, cifra que Tesla puede superar en dos trimestres. Ojo, que en todo 2021 BYD vendió 272.493 coches eléctricos.

Tanto Tesla como BYD están capeando mejor el problema de falta de componentes, eso está claro, y el mal rendimiento de Volkswagen es coyuntural. Durante el segundo trimestre Tesla debería notar el impacto de tener tres semanas su fábrica de Shanghai cerrada, un volumen perdido de 40.000 unidades, y ahora la tiene funcionando a un solo turno. Dicho cierre no se ha notado nada en el trimestre anterior.

Vía | InsideEVs

Compártelo: