Giga Shanghai se mantendrá cerrada indefinidamente por el brote de COVID

En pleno 2022, los habitantes de Shanghái están viviendo una situación inédita para ellos, pero no así en otras partes del mundo o de la propia China, véase Wuhan. Un brote de COVID de su famosa variante Ómicron ha puesto en jaque a las autoridades, que se han visto obligadas a encerrar a más de 26 millones de habitantes. Como resultado, empresas como Tesla han tenido que mandar a todos sus empleados a casa desde el lunes 28 de marzo.

La situación, lejos de estar amainando, empeora, por lo que el cierre se mantiene y la ciudad empieza a tener problemas de hogares en los que se agota la comida; los servicios de reparto están totalmente colapsados. Los que no fueron muy previsores -los confinamientos duros suelen durar más de lo inicialmente anunciado- empiezan a pasarlo mal. Y en China rige la política «COVID Cero».

Tesla ya ha perdido casi la producción de dos semanas, más de 24.000 unidades, y la cifra va a ir en aumento. El cierre de Shanghái se mantiene indefinidamente, hasta que mejoren los indicadores sanitarios. Este brote de coronavirus ha pillado a China con cifras de vacunación insuficientes, aunque por fortuna la variante Ómicron es muy contagiosa, pero no tan letal como las Alfa o Delta.

Durante el primer trimestre Tesla ha logrado un nuevo récord de 310.048 entregas. Si bien el cierre de Shanghái empezó justo a finales de marzo y no tuvo efectos en el primer trimestre, lo tendrá en el segundo. Los plazos de entrega se van alargando poco a poco, pero Giga Berlin ya está en funcionamiento y Giga Texas celebra hoy su puesta de largo, el Cyber Rodeo.

Lo más probable es que Tesla supere los resultados del segundo trimestre de 2021, pero no mejore el récord del primer trimestre de 2022, al menos en lo que concierne a la fábrica de China. La producción de Berlín y Austin, a trimestre completo, debería compensar de sobra todo lo que los trabajadores de China no puedan hacer mientras dure su encierro.

Compártelo: