Así será el monumental proyecto solar y de baterías que llevará energía renovable desde Australia a Singapur

La búsqueda por reducir la dependencia de los combustibles fósiles y abrazar unas renovables cada vez más baratas, ha llevado a cada vez más mercados a lanzarse a la instalación de parques eólicos y solares cada vez más grandes. Pero el problema es que el espacio no siempre es suficiente, lo que lleva a ponerse en marcha proyectos tan impresionantes como el que están desarrollando entre Australia y Singapur. 

Básicamente la idea es instalar un mega parque de paneles fotovoltaicos y baterías en Australia, donde aprovecharían los enormes recursos de radiación solar y el amplio espacio disponible en la zona norte del país. Una instalación que enviará su producción a más de 4.000 km de distancia mediante cables submarinos hasta Singapur.

Un proyecto que ha presentado el resumen de la declaración de impacto ambiental ante las autoridades de ambos países, lo que nos ha permitido asomarnos a la enormidad de sus cifras.

El presupuesto superará los 20.000 millones de dólares americanos. Una cifra de considerables dimensiones que parece está cubierto gracias a las aportaciones de los multimillonarios australianos Mike Cannon-Brookes y Andrew Forrest.

La instalación fotovoltaica se situará en la zona norte de Australia y contará con una potencia instalada de entre 17 y 20 GW. ¿Mucho, poco? Podemos comparar la cifra de este único proyecto con toda la potencia fotovoltaica instalada hasta ahora en España, que es de 15 GW. Por lo tanto, un único proyecto superará a toda la potencia solar instada en nuestro país.

Para compensar las intermitencias y sacar el máximo partido a los paneles, la instalación contará con una también gigantesca granja de baterías que contará con entre 36 y 42 GWh de almacenamiento.

De nuevo podemos comparar esta cifra con la granja de baterías más grande del mundo. Una instalación situada en California y que cuenta con una capacidad de 1.2 GWh. Por lo tanto, la australiana será más de 30 veces mayor.

El sistema de batería será suministrado por la también australiana 5B, que diseñará contenedores prefabricados con unidades de entre 23 y 28 MW y 60 MWh cada uno, que contarán con la característica de poder ser transportados e instalados fácilmente. Algo que acelerará su puesta en marcha.

Pero sin duda el mayor reto de todos será conectar físicamente la instalación solar y baterías con su destino en Singapur. En total 4.200 kilómetros que se conectarán con un sistema de hasta seis cables submarinos que discurrirán de forma paralela hasta su destino. Todo un reto de ingeniería que supondrá conectar dos continentes para transportar energías renovables a larga distancia.

Según el informe de impacto ambiental, entre los principales beneficios de este proyecto estará tanto su larga vida útil estimada, 70 años, como también la reducción de emisiones contaminantes, equivalente al consumo de 2.5 millones de hogares y un ahorro del 10% de las emisiones de un país como Australia.

Un monumental proyecto que permitirá a un país con una población pequeña, apenas 5 millones de habitantes, reducir su enorme dependencia energética y exposición al gas natural, que ocupa la práctica totalidad de su producción eléctrica con un 95% en 2021.

Una situación que se ha tornado en extremadamente peligrosa por culpa de la inestabilidad que ha elevado el precio de gas, y donde las energías renovables jugarán un proyecto clave en una transformación que esperan será rápida y definitiva en una iniciativa que esperan esté plenamente operativa en 2026, y conectada a Singapur en 2027.

Fuente | Sun Cable

Compártelo: