Porsche prueba con éxito la tecnología V2G con el Taycan

La tecnología V2G permitirá una simbiosis entre los vehículos eléctricos y la red eléctrica, lo cual permitirá alejar los fantasmas de redes saturadas, apagones y problemas de cualquier otro tipo. Varios fabricantes han probado la viabilidad de utilizar la recarga bidireccional, Porsche ha sido el último en hacerlo con un quinteto de Porsche Taycan.

La prueba se ha realizado en Alemania con TransnetBW GmbH, el operador de la red eléctrica de Baden-Württemberg, y Intelligent Energy System Services, una empresa de consultoría energética participada por el fabricante y el operador. Los vehículos se conectaron a la red a través del sistema Porsche Home Energy Manager (HEM), tanto en condiciones de laboratorio como en viviendas, y tras un ajuste realizado por ingenieros para la prueba.

Los cinco coches pudieron sincronizarse para realizar un vertido controlado a la red eléctrica, empleando un sistema de comunicación bidireccional con el operador. En otras palabras, los coches aportaron a la red la energía tal y como el operador le iba indicando, ya que la red eléctrica tiene que tener una sincronización perfecta con los vehículos en ambas direcciones.

Según Porsche, los resultados han sido prometedores, aunque no nos han dado cifras. La nota de prensa nos habla de contribuir a la estabilidad de la red, como realizando un vertido en un momento de alta demanda, y como una forma de ganar un extra revendiendo electricidad obtenida con instalaciones renovables de los propietarios -como placas solares- o la que han recargado por la nochea muy bajo coste.

Este mercadeo automático será configurable: los propietarios decidirán cuánta energía pueden aceptar verter a la red y qué nivel de batería quieren tener a una hora concreta, así como los horarios más favorables para recargar y que el coste sea el mínimo. Idealmente, el sistema podría recargar en el horario más económico y verter a la red cuando más falta haga.

La prueba ha demostrado que los vehículos pueden sincronizarse con el operador eléctrico, no afectar a la estabilidad de la red, y que el vertido se haga de forma controlada, ya estén los coches juntos o separados. El quid de la cuestión de la tecnología V2G está en la comunicación bidireccional, de esta forma se maximiza el beneficio para ambas partes.

Compártelo: