Portugal se convierte en uno de los principales hubs de la producción de litio en Europa

La energética portuguesa Galp y el fabricante de baterías Northvolt han confirmado el importante acuerdo por el que levantarán una instalación de conversión de litio en la población de Setubal, al suroeste de Lisboa. Un paso que pondrá las bases para desarrollar una cadena de valor de la producción de baterías en Europa y reducir la dependencia exterior.

La planta, que será una de las más grandes de Europa, tendrá una capacidad de producción anual inicial de entre 28.000 y 35.000 toneladas de hidróxido de litio, que se espera crezca significativamente en los siguientes años hasta llegar a su máxima capacidad en 2030. La planta utilizará un proceso de conversión que aprovechará las mejoras en los procesos y tecnologías para aumentar su sostenibilidad y eficiencia.

Además, la empresa conjunta busca priorizar el uso de energías renovables para lograr un proceso con el menor impacto ambiental que sea posible y reduciendo la participación de combustibles fósiles como el gas natural.

Se espera que la planta movilice una inversión cercana a los 700 millones de euros y cree más de 200 puestos de trabajo directos cualificados y más de 3.000 indirectos en la región en una planta que tendrá que comenzar su producción según las estimaciones en 2025.

Setúbal fue elegido entre varias ubicaciones posibles porque cumplía con todos los requisitos establecidos por la empresa conjunta al 50%-50% entre Galp y Northvolt.

Entre estos está una ubicación estratégica de Setubal. La parcela estará ubicada en el Parque Industrial Sapec Bay, y destaca por su buen acceso a infraestructuras de transporte, como ferrocarriles e instalaciones portuarias. El sitio también tiene una ubicación ideal para obtener reactivos y está cerca de los usuarios de subproductos, como las industrias de cemento y pulpa y papel, pero también cerca del actual centro de fabricación de coches de Portugal, como la planta de Volkswagen en Palmela.

La planta de Northvolt y Galp podrá alcanzar una producción de hidróxido de litio suficiente para sacar adelante unos 50 GWh de baterías al año, suficiente para más de 700.000 coches eléctricos.

Fuente | Northvolt

Compártelo: