Presentación del Lexus RZ 450e. Un SUV eléctrico premium

El grupo japonés Toyota no ha formado parte de esta primera era del coche eléctrico moderno. Su estrategia ha sido la de centrarse en las soluciones de presente, y también en invertir en otras como el hidrógeno donde todavía hay que desarrollar ese futuro. Pero a la vista de que las ventas de coches eléctricos se han disparado, han tenido que maniobrar para poner en el mercado sus primeros coches eléctricos a batería. Y entre ellos estará el nuevo Lexus RZ 450e, que será el hermano gemelo premium del Toyota bZ4X y al que hemos podido conocer durante su presentación internacional en Barcelona.

Sin duda la primera sensación es positiva, ya que la incorporación del primer fabricante a nivel mundial dentro del sector del coche eléctrico solo puede traer buenas noticias para todos. Más competencia, más publicidad y mayor repercusión para la tecnología que todavía tiene un trecho por delante para ser conocida por todos los consumidores.

En este caso El grupo Toyota ha optado por una estrategia que hemos visto en repetidas ocasiones dentro del resto de fabricantes, y es el compartir plataforma y componentes entre sus marcas. El resultado es el Lexus RZ 450e, que será el hermano lujoso (y con un nombre más fácil de recordar) del Toyota bZ4X.

Lexus RZ 450e: su propuesta

En Barcelona hemos podido ver y tocar unas unidades de pre-producción que todavía tenían algunas partes provisionales. Algo que se puede traducir en que algunos componentes parezcan de menor calidad o suenen raros para una marca con unos niveles de exigencia extremadamente elevados como Lexus. Algo que se personificaba en el puerto de carga que ha sido una de las comidillas dentro de los periodistas que han acudido por su mala calidad y su sonido a grillo digno de un coche de uno cuantos años. Pero como decimos, son modelos todavía sin terminar donde podemos poner la mano en el fuego a que una vez llegue a producción, el acabado será mucho mejor.

El Lexus RZ 450e es un SUV que se coloca en el segmento D, 4.80 metros de largo, donde tendrá que pelear contra una competencia cada vez más amplia y dura, y donde destacan modelos como el Tesla Model Y, Ford Mustang Mach-e, y sus rivales más cercanos por calidad-precio como los Mercedes EQB o Jaguar i-Pace, o el futuro Porsche Macan, que llegará en 2023.

Por lo tanto, está claro que el nuevo Lexus eléctrico tendrá ante si una dura tarea para convencer a los clientes de ser la mejor opción.

Lexus RZ 450e: primeras impresiones

Como hemos comentado, las unidades expuestas eran unidades de pre-producción con posiblemente algunos elementos que variarán en la propuesta final. Pero la primera impresión en líneas generales es bastante positiva, aunque hemos de adelantar que no nos ha emocionado demasiado.

Lo primero que llama la atención es su exterior. Sin duda uno de los aspectos más trabajados y que le diferencias de su hermano de Toyota. Un lenguaje de diseño de Lexus que toma prestado el aspecto de la gama convencional, y le da una vuelta de tuerca para ofrecer un coche incluso más atractivo. Y eso teniendo en cuenta que en un SUV, con las dificultades que eso conlleva a la hora de hacer un coche bonito.

Su frontal es afilado y agresivo, más incluso en la versión bicolor, que nos permite configurar un modelo con dos tonos, uno para la carrocería y otro para el capó que se desparrama por el frontal en un acabado realmente logrado.

Pero si la parte frontal es atractiva, la trasera es para enmarcar. Una zaga que suele ser la zona menos trabajada, pero que en este caso incluso mejora a la delantera. Una parte presidida por una tira LED que recorre toda la zona posterior hasta unirse a los focos laterales. Algo que apagado no llama mucho la atención, pero que encendido tiene un resultado excelente.

Podemos decir que a pesar de ser un SUV, el Lexus RZ tiene un diseño que sin duda será de los pocos que guste hasta a los que odian los SUV. Que es mucho decir.

En el interior nos encontramos un espacio donde la calidad y el lujo se dan la mano con la tecnología, pero también con la poca imaginación o atrevimiento de los japoneses. Un espacio que pasa desapercibido entre las propuestas de los actuales modelos de Lexus, y donde solo destacan dos elementos que rompen esta estrategia conservadora.

El primero es el volante opcional en forma de mariposa. Un diseño que nos recuerda al Joke de Tesla, pero que guarda algunas importantes diferencias. Y es que en diseño de Lexus saca provecho al «Sistema de dirección One Motion Grip» el primero en la industria que combina el nuevo volante con diseño Yoke junto con una dirección steer-by-wire. Traducido al cristiano, una dirección que no está mecánicamente conectada a las ruedas, sino que funciona mediante conexión electrónica.

Esto según Lexus le permite lograr varios beneficios. El primero es que las imperfecciones de la carretera no se transmitirán como en una dirección mecánica. Algo que elevará la comodidad. Pero además el volante tendrá una característica y es que con un pequeño giro de 150 grados, el coche será capaz de hacer un giro completo. No habrá que darle vueltas y vueltas para maniobrar. Algo que le da algo más de sentido a esta curiosa alternativa que importante, será parte del equipamiento opcional, siendo de serie un volante redondo de toda la vida. Algo que sin duda aliviará a más de uno.

Un interior donde encontraremos dos pantallas, una central de 14 pulgadas desde donde controlaremos el sistema de info-entretenimiento, y otra frontal en un diseño que Lexus ha catalogado con la palabra Tazuna, que se traduciría en que todo está a mano y de fácil acceso al conductor, lo que reducir las distracciones.

Un espacio sin grandes estridencias donde sólo podemos destacar entre estas un sistema de iluminación ambiental con un amplio espectro de colores a seleccionar en función del estado de ánimo en
cada momento. Lexus ha creado asimismo un nuevo efecto de iluminación, In-ei, que produce diferentes
efectos con patrones de luces y sombras en los paneles de las puertas.

En la parte trasera encontramos un espacio donde podrán viajar dos pasajeros cómodamente. Pero meter a tres adultos o tres sillas para bebés será mucho más complicado ya que la sensación es de estrechez. Y es que los 1.895mm de anchura se colocan por debajo de los por ejemplo 1.921mm del Tesla Model Y o los 2.011mm del Jaguar i-Pace, lo que  tiene como resultado una zona trasera donde podrán viajar tres adultos, pero bastante apretados.

Tampoco tendremos un gran espacio en el maletero, ya que este llegará a los 452 litros. Al menos si han creado un util doble fondo, donde podremos guardar nuestros cables de carga y poder tener un maletero más ordenado. Un espacio que a pesar de estar ante un coche diseñado desde cero para albergar un sistema eléctrico, plataforma E-TNGA, no podremos ampliar con un maletero delantero.

Hablábamos de los elementos diferenciadores del RZ, empezando por el volante opcional Yoke, y también de su techo de cristal. Este está dividido en dos secciones, es también opcional, y tendrá la característica de contar con regulación de la intensidad luminosa, con un revestimiento especial para reducir la radiación térmica.

No faltarán elementos ya fundamentales, como la tecnología de mantenimiento dentro del carril, que usará una cámara frontal que se ocupará de determinar el ángulo de una curva, ajustando la dirección  adecuadamente al acercarse y girar. Esta se combinará con una cámara secundaria que apuntará al conductor, y que se encargará de reconocer síntomas de fatiga y adelantarse a posibles problemas por falta de atención.

Lexus RZ 450e: características técnicas

El sistema de propulsión estará formado por dos motores, uno de 150 kW situado en el eje trasero, y otro de 80 kW en el delantero. En conjunto rinden una potencia de 230 kW (313 CV) con un par motor de 435 Nm.

No será un coche lento ni mucho menos, ya que podrá acelerar hasta los 100 km/h en 5.6 segundos. Algo que le colocan en la zona media de la tabla dentro de su segmento, pero por detrás de algunos de sus rivales como el Tesla Model Y Long Range, con 5 segundos, o los 4.8 segundos que necesita para ponerse a 100 km/h el veterano Jaguar i-Pace. Pero por precio, el RZ se coloca muy lejos de los 3.7 segundos del Model Y Performance o los 4.4 segundos del Ford Mustang Mach-e GT.

Desde Lexus se ha intentado compensar estas menores prestaciones frente a sus rivales con una tecnología de conducción que le permite gozar del sistema de tracción a las cuatro ruedas DIRECT4. Una tecnología que desde el fabricante indican permitirá sacar el máximo partido al chasis y bajo centro de gravedad, para lograr un paso por curva seguro y rápido, pero manteniendo unos elevados niveles de confort a sus ocupantes.

La batería por su parte también se coloca en la zona media de la tabla. Sus 71.4 kWh útiles le permitirán lograr una autonomía que desde Lexus todavía no se ha confirmado, indicando solo un genérico «más de 400 km».

Pero no hay más que echar un vistazo a los datos de su hermano gemelo, el Toyota bZ4X, para ver que en su versión con tracción total el Lexus debería lograr unos 460 km bajo el ciclo WLTP como los que consigue el Toyota. Un Lexus que según los datos del fabricante, promediará un consumo medio «inferior a 18 kWh a los 100 km».

De nuevo las frías cifras dejan al Lexus en la zona media de la tabla donde tendrá que pelear contra los 533 km WLTP del Tesla Model Y, los 540 km del Ford Mustang Mach-e AWD, situándose en la zona de los 450 km del Polestar 2.

Pero donde si ha logrado el fabricante japonés colocarse en la parte más alta de la tabla es en la garantía de la batería. Un pack que gozará de una cobertura de 10 años, tiempo en el que garantizan que la batería mantendrá el 90% de su capacidad original.

La tercera parte de un sistema eléctrico, después de motor y autonomía, es la carga. En este aspecto tampoco encontramos una propuesta ambiciosa, situándose el Lexus de nuevo en la zona media de la oferta.

Contará con un sistema de carga rápida que podrá llegar a un pico de 150 kW, que le permitirá pasar del 0 al 80% en 30 minutos. Un aspecto donde como sabemos, hay en juego tanto la potencia máxima como la curva de la propia carga. Pero a falta de conocer datos reales, parece que el RZ se coloca por detrás de las referencias del sector donde son ya habituales potencias por encima de los 200 kW.

Destacar la posición del puerto de carga, donde siempre hay debate. En este caso Lexus ha optado como están haciendo muchas otras marcas por situarlo en la aleta delantera izquierda. Algo que dificulta el acceso a los puntos donde la toma se sitúe en la parte derecha del vehículo, lo que nos obligará a pasar el cable por encima del capó, y eso si la sección tiene suficiente recorrido y logramos llegar hasta la misma. Algo que no sucede en todas las estaciones.

También contará con carga en alterna, que llegará a los 11 kW que parece que se ha convertido en la norma de la industria, y que permite cargar al 100% este modelo en 6:30 horas. por su parte en una carga doméstica con una toma de 32 amperios y 7 kW, necesitaremos 10 horas para una carga completa.

Lexus RZ 450e: conclusión

La estimación de producción de Lexus es muy baja. En 2023, el primer año a la venta, contará con apenas 6.000 unidades para todos los mercados.

Una cifra simbólica que junto con su conservadora propuesta técnica y mecánica, supondrá que Lexus centrará su objetivo en los actuales clientes de Lexus. Algo que choca con el uso de abrelatas que suelen tener los coches eléctricos para atraer clientes de otras marcas, pero que en este caso parece no sucederá tanto por prestaciones, como por su reducido número de unidades disponibles.

Un Lexus RZ que abrirá hoy día 20 de abril su libro de pedidos, y que comenzará las primeras entregas en Europa a finales de este mismo año con unos precios todavía sin confirmar.

Compártelo: