¿Puede España ser la gran productora de energía de Europa como pide Elon Musk?

Estos días está siendo tendencia un tuit que ha colgado el máximo responsable de Tesla o Space X, Elon Musk, donde indicaba que España debería instalar masivamente energía fotovoltaica para aprovechar su potencial solar y alimentar a toda Europa. Pero ¿sería posible hacer realidad este sueño?

Este mensaje de Musk ha tenido un gran recorrido, entrando en la conversación tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, como también de Pedro Duque, Ingeniero Aeronáutico, astronauta y anterior Ministro de Ciencia e Innovación de España.

En ambos mensajes se alude a la enorme inversión que desde hace años está llevando adelante España, que a pesar de periodos oscuros ha estado a la vanguardia en implantación de energías limpias com la solar o la eólica. También se pide la inversión de gente como el propio Musk, para poder continuar con la senda positiva que según los informes, nos permitirá este 2022 superar el 50% de cuota para las renovables. Cifra que podemos comparar con el 13% que ha logrado Estados Unidos el pasado año.

Pero la cuestión es si España podría ser el gran generador eléctrico de Europa usando su enorme potencial solar.

A pesar de no haber sido una tecnología muy favorecida por las inversiones, tenemos en la actualidad 15.500 MW instalados frente a los 28.000 MW de la eólica, contamos con unos 300 días de sol, según la zona, lo que da de media unas 2.500 horas de sol anuales.

Estas condiciones naturales hacen que tengamos el potencial para ser un productor nato de energía solar a Europa, tanto en lo que respecta a la dispensación de gas natural como a las energías renovables.

Pero una cosa es alimentar nuestras necesidades, y otra la de toda Europa. Un mercado que según los datos supone el 11% del consumo eléctrico mundial, lo que se traduce en la necesidad de instalar unos 5.000 millones de paneles fotovoltaicos si queremos alimentar al 100% esas necesidades solo con el sol.

Si estimamos una potencia de 400W por panel, esto supondría tener que poner en marcha una potencia instalada de unos 12.500 GW. Una auténtica barbaridad que podemos comparar con la potencia instalada en España en la actualidad según los datos de REE, que entre todas las tecnología suma «apenas» 113 GW.

Por lo tanto, tendríamos que multiplicar por 110 veces la potencia instalada en nuestro país actualmente para poder atender las necesidades energéticas de Europa tal como pide Musk.

Horas de sol en España

Por supuesto, esto no va a suceder nunca por muchas razones, entre ellas por el astronómico coste, pero también por que no es necesario cubrir el 100% de las necesidades ya que los estados cuentan con sus propias instalaciones renovables o nucleares para cubrir una buena parte. Por lo que la cifra sería menor.

La cuestión es que la idea tal vez no sea cubrir de paneles media España, sino desplegar una potencia que se integre en un sistema de interconexiones europeas donde cuando el sol brille en nuestro país, podamos apoyar al resto de Europa cuando no haya viento, y cuando el viento en el Mar del Norte o el Canal de la Mancha produzca una gran cantidad de energía, pueda apoyar a su vez el sur de Europa en invierno cuando el sol no sea tan generoso.

Algo que nos indica que tan importante será la expansión de las renovables, como la creación de un sistema de interconexión que permita sacar el máximo partido a las enormemente diferentes condiciones de los 27 países que forman la UE.

Una posibilidad que además supondría un importante golpe a los precios que según un estudio de la Colegio Universitario de Dublín (UCD), con una red de conexión paneuropea el ahorro en el coste de la energía podría llegar al 32%.

Aspectos que además de una rebaja del coste energético, nos permitirán también reducir de forma drástica la dependencia del gas de Rusia, de Argelia, o de cualquier otro país que lo utilice como chantaje energético, y que podremos extender al petróleo si apostamos también por la movilidad eléctrica.

Compártelo: