QuantumScape continúa avanzando en el desarrollo de sus baterías de electrolito sólido

QuantumScape es a día de hoy una de las compañías más avanzadas de la industria en el desarrollo de las baterías de electrolito sólido. La empresa, cuyo principal accionista es el Grupo Volkswagen, lleva diez años trabajando en esta tecnología y aspira a comercializar sus celdas entre los años 2024 y 2025, fechas similares a las que manejan rivales como Toyota.

De acuerdo con la mayoría de expertos, los electrolitos sólidos serán un punto clave de cara a la popularización del coche eléctrico, pues permitirán incrementar la densidad energética de las baterías y reducir sus tiempos de carga. Sobre el papel también deberían ofrecer unos índices de seguridad superiores, pues no son inflamables.

La tecnología de QuantumScape se basa en un electrolito cerámico (que también actúa como separador) y un ánodo de litio-metal, los cuales se pueden combinar con diferentes tipos de cátodos (el separador aísla químicamente el ánodo del cátodo, lo que hace que esta solución sea enormemente flexible). Actualmente, QuantumScape está trabajando en baterías de electrolito sólido de dos tipos: LFP (litio-ferrofosfato) y NCM (níquel, cobalto, manganeso).

En una carta enviada a los inversores, QuantumScape ha recogido algunos de los avances logrados durante el primer trimestre de 2022. Entre otras cosas, la compañía ha logrado desarrollar una celda de 16 capas que, a 26 de abril, ya ha superado los 500 ciclos de carga. Las condiciones ambientales (tasa de carga/descarga de 1C, temperatura de 25-30º C, presión de 3,4 atmósferas) y la degradación son similares a las de sus anteriores celdas de 1, 4 y 10 capas.

Predicciones de QuantumScape

QuantumScape aspira a mejorar la densidad energética y los tiempos de carga 

Esta es la primera celda que implementa su arquitectura patentada sin ánodo (el litio se extrae del cátodo y se almacena como metal puro en el «ánodo», que a efectos prácticos no existe). A pesar de que los resultados son alentadores, QuantumScape señala que todavía queda mucho trabajo por delante para llegar a la producción en serie.

QuantumScape tiene cinco acuerdos de muestreo con clientes, tres de los cuales se encuentran dentro del top 10 mundial de fabricantes de automóviles. «Hemos enviado múltiples generaciones de celdas a varios clientes para aplicaciones automotrices y de otros tipos. En el primer trimestre, nuestras celdas de 10 capas fueron probadas con éxito por un cliente automotriz y entraron en fase de prueba con otro».

En los test realizados hasta el momento, las celdas de QuantumScape han logrado superar holgadamente el objetivo comercial de retener el 80% de su capacidad tras 400 ciclos de carga ultra-rápida (tasa de 4C, lo que vendría a equivaler a pasar del 10 al 80% en unos 15 minutos).

Compártelo: