¿Es este el scooter eléctrico perfecto para el reparto en las ciudades?

Una de las claves para la reducción de las emisiones y los costes del reparto en zonas urbanas es la sustitución de las furgonetas. Principalmente para las entregas denominadas de última milla, donde los eléctricos más compactos pueden jugar un papel clave. Ahora hemos conocido un diseño realmente revolucionario que toma prestadas las ideas de otros fabricantes y las mezcla en un producto muy llamativo. Hablamos de la Rena Max.

Se trata de un diseño de la startup Barq, con sede en Dubai, que ha diseñado un scooter eléctrico pensado para el reparto de mercancías en las ciudades.

Sin duda su diseño es lo primero que llama la atención. Un aspecto futurista pero funcional donde se mezclan referencias a las películas ciberpunk, pero también se completa con soluciones prácticas para el día a día de un repartidor.

Monta un motor eléctrico de 9 kW, que le permite ser conducido con el permiso de coche en España. Este le impulsa hasta una velocidad máxima de 100 km/h. La batería es un pack de 5.6 kWh, suficiente según el fabricante para recorrer hasta 150 kilómetros con cada carga.

Además, esta batería puede ser extraida y sustituida por otra, o simplemente llevarla hasta una toma de corriente y cargarla.

Cuenta con una pantalla TFT que nos ofrece la información relativa a velocidad o autonomía y carga, y además dispone de una tablet de ocho pulgadas específicamente diseñada para el uso en aplicaciones como el reparto, que puede además servir como navegador para llegar a los puntos de recogida o entrega.

Pero sin duda un aspecto clave de un scooter eléctrico de reparto es su capacidad de carga. En este caso la Rena Max  cuenta con un cofre trasero con una capacidad de 79 litros. Un cofre que se puede poner y quitar mediante un sistema de bloqueo. Dispone también de una zona refrigerada de hasta 9 litros, para transportar productos que necesiten refrigeración, así como un pequeño espacio extra de 5 litros integrado en el cuero del vehículo para guardar documentos u otros objetos.

Una interesante alternativa que comenzará su producción a finales de este año en Dubai con unas expectativas de sacar adelante unas 50.000 unidades el primer año. Un scooter eléctrico futurista pero también práctico para electrificar los repartos de última milla en las ciudades.

Más info | BARQ

Compártelo: