Renault suspende temporalmente la producción del Mégane E-Tech Electric

Hasta el próximo 25 de abril la fábrica francesa de Douai paraliza la producción del Mégane de los más pudientes. Renault ha indicado que la crisis de los microchips se ha visto agravada por los cierres a cal y canto en China por la política «COVID cero». En resumen, no llegan piezas y la producción tiene que ser suspendida.

Douai dejó de fabricar el Mégane E-Tech Electric el día 14, y a diferencia de España, jueves y viernes santo eran días hábiles, aunque ayer lunes fue inhábil. El fabricante indica que ciertos componentes están «bajo presión», sobre todo referencias contenidas en las baterías. Pese a este contratiempo, Renault espera entregar las primeras unidades a clientes el mes que viene.

Llueve sobre mojado, la industria del automóvil perdió una producción de 10,5 millones de unidades el año pasado, y este se pueden perder 1,5 millones. Al finalizar lo más duro de la pandemia de COVID ya había crisis de los microchips, y ahora coinciden en el tiempo una guerra en el patio trasero de Europa con el peor brote en China del coronavirus desde el de Wuhan, hace ya dos años. Todo afecta al suministro de componentes, por no hablar de la gran presión inflacionaria de materias primas y piezas.

Aunque esta noticia es mala, Renault las ha recibido peores, como que a raíz de la invasión de Ucrania su negocio ruso se está yendo al cuerno y posiblemente tenga que malvenderlo todo. El Grupo Renault ostentaba la primera posición del mercado ruso, ya que además de su marca insignia estaba aprovechando la gama Dacia bajo el paraguas de Lada, la marca del fabricante ruso AvtoVAZ, del que los franceses son todavía principales accionistas.

La fábrica del Mégane eléctrico se fundó hace 52 años y tenía un censo laboral de 2.305 personas al cierre de 2021. Es una fábrica de montaje y carrocería. Durante el año pasado produjo 15.765 unidades del Scénic, 2.190 monovolúmenes Espace, 5.250 Talisman sedanes y familiares, y 609 unidades del Mégane eléctrico. Douai se ha adaptado a la plataforma CMF-EV del Grupo Renault.

Un total de tres emplazamientos forman la ElectriCity de Renault, todas en el norte de Francia: Douai, Maugeuge y Ruitz. Bajo el plan Renaulution el fabricante está tratando de mantener abierto todo lo que puede, algunas fábricas se centran en el futuro, como las que forman la ElectriCity, y otras miran hacia el pasado y el presente, como la ReFactory de Flins, donde se aprovecharán los coches usados como los cerdos, hasta los andares.

Compártelo: