¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora no Permitir

El mercado está loco. Tesla vende coches usados ​​a precios más altos que los nuevos en China

Con un mercado que está creciendo de forma desaforada, la producción de coches eléctricos se ha estancado por culpa de la falta de componentes. Algo que supone que la oferta no es capaz de seguir el ritmo de la demanda lo que provoca largos periodos de espera. Esto está suponiendo la aparición de anomalías como que marcas como Tesla vendan coches matriculados a precios superiores a los modelos a estrenar.

Así lo están comprobando los clientes de China, donde la página de Tesla muestra como hay unidades como un Standard Range con 2.700 km en su marcador, que posiblemente proceda de la flota de demostración de Tesla, que tiene un precio de 287.400 yuanes, que al cambio son 40.850 euros, o algo más de 1.000 euros por encima del coste del mismo modelo nuevo.

El Model 3 no es el único afectado por esta tendencia. Por ejemplo en la web de Tesla en China encontramos unidades del Model Y con tracción trasera, con 4.200 km, y un precio de 46.390 euros al cambio. Cifra que podemos comparar con los 45.000 euros que cuesta a estrenar. Por lo tanto, el cliente que opte por el ya matriculado y usado tendrá que abonar 1.390 euros adicionales.

La diferencia en este caso es el plazo de entrega. El cliente paga por un modelo usado más que a estrenar por tenerlo antes. En el caso del Model Y la espera para una unidad de tracción trasera, la más económica, es de entre 10 y 14 semanas, o entre dos y tres meses aproximadamente. Para la variante Dual Motor, el tiempo se dispara hasta las entre 16 a 20 semanas. Esto se traduce en un tiempo de hasta 5 meses para un pedido nuevo.

Algo que es incluso peor en el caso del Model 3 Long Range, que ya tiene una fecha de entrega en China de seis meses. Cifras a las que ahora habrá que aplicar el posible impacto del cierre temporal de la fábrica de Shanghái por el brote de Covid, que ha paralizado durante unos días la producción.

Una tendencia que nos indica que aquél fabricante que logre sortear con mayor soltura esta turbulenta era de la falta de componentes y precios de la logística disparatados, podrá sacar partido a un mercado totalmente loco.

Compártelo: Compartir en WhatsApp Compartir en Menéame