Volkswagen quiere fabricar una pick-up eléctrica para Estados Unidos. ¿Derivará de la Ford F-150 Lightning?

Ford y Volkswagen tienen un acuerdo de colaboración con tres pilares principales: los coches eléctricos, los vehículos comerciales y la conducción autónoma. Ambos gigantes decidieron unir fuerzas hace unos años en estos sectores de gran importancia estratégica con el objetivo de reducir costes y fortalecerse frente a la rápida transformación que está viviendo la industria.

Su asociación en el campo de los coches eléctricos dará sus primeros resultados en 2024, año en el que Ford presentará sus dos primeros modelos basados en la plataforma modular MEB de sus socios: sendos crossovers medianos derivados de los ya conocidos Volkswagen ID.4 e ID.5, los cuales se situarán un peldaño por debajo del actual Mustang Mach-E a nivel de prestaciones y precio.

Además, ambas compañías tienen la misma participación en Argo AI (40% cada una), una empresa de conducción autónoma con la que quieren plantar cara a Aurora, Cruise (General Motors), Tesla y Waymo (Google). Volkswagen ya está testando una versión autónoma de la furgoneta eléctrica ID. Buzz dotada de la tecnología de Argo AI.

En el terreno de los vehículos comerciales, se espera que las sinergias sean todavía mayores: las Ford Connect y Volkswagen Caddy son exactamente el mismo modelo, mientras que la próxima Ford Custom derivará de la Volkswagen Multivan T7. La nueva Volkswagen Amarok por su parte será hermana de la Ford Ranger, una de las pick-up más populares del mundo.

Volkswagen Atlas Tanoak Concept

Volkswagen cree que una pick-up eléctrica es una gran oportunidad de negocio

Precisamente en el sector de las pick-up Ford puede aportar su vasta experiencia a Volkswagen; no en vano, la F-150 lleva décadas siendo el automóvil más vendido de Estados Unidos. Probablemente con esto en mente, la firma alemana está estudiando la posibilidad de lanzar una pick-up eléctrica diseñada para el mercado estadounidense.

Dado que la Ranger (y por lo tanto la Amarok) no ha sido diseñada con una versión eléctrica en mente, lo más probable es que, de dar luz verde al proyecto, Volkswagen decida partir de la F-150 Lightning, que por tamaño se adapta mejor a los gustos del público estadounidense, acostumbrado a modelos mucho más grandes que los europeos.

El director ejecutivo de Volkswagen Group of America, Scott Keogh, ha señalado en una reciente entrevista que las pick-up eléctricas son una gran oportunidad de negocio para la compañía, pues el cambio de paradigma que supondrá la llegada de esta tecnología permitirá a otros actores entrar en una categoría dominada hasta ahora por Chevrolet, Ford y RAM.

Fuente | Carscoops

Compártelo: