CUPRA Born VZ: el compacto español recibirá una versión de 299 CV con tracción total en 2023

Actualmente, la gama del CUPRA Born está compuesta por tres opciones mecánicas, resultado de combinar dos trenes motrices con dos opciones de batería: 204 CV (150 kW) y 58 kWh (0-100 km/h en 7,3 segundos, 425 km WLTP), 231 CV (170 kW) y 58 kWh (0-100 km/h en 6,6 segundos, 420 km WLTP) y 231 CV (170 kW) y 77 kWh (0-100 km/h en 7 segundos, 546 km WLTP).

El compacto hispano-alemán recibirá a finales de año una cuarta versión, la cual montará un conjunto de 150 CV (110 kW) y 45 kWh (0-100 km/h en 8,9 segundos, 340 km WLTP). Este modelo será el más asequible de la gama, que actualmente parte de los 39.930 euros (sin incluir las ayudas estatales del Plan MOVES III).

Sin embargo, la oferta no se quedará ahí, pues CUPRA ya está trabajando en otras variantes que añadirán un extra de picante al Born. Werner Tietz, vicepresidente ejecutivo de Investigación y Desarrollo de SEAT S.A., confirmó el año pasado que el hatchback eléctrico recibirá, entre otras cosas, una versión con tracción total.

«Una unidad de este tipo seguramente se conduzca bien, y tal vez sea algo interesante para el futuro. Durante la vida comercial del vehículo pensaremos en diferentes tecnologías de conducción y niveles de rendimiento. Se pueden esperar versiones más potentes«. Todo apunta a que este modelo podría recibir el apellido VZ.

CUPRA Born

El CUPRA Born VZ será hermano del Volkswagen ID.3 GTX

Dado que el Volkswagen ID.3, hermano mellizo del CUPRA Born, recibirá el año que viene una versión GTX con 299 CV (220 kW) y tracción total, es de esperar que el VZ también haga acto de presencia en 2023. Dentro de la gama CUPRA, el Born VZ ocupará un lugar equivalente al del León 2.0 TSI de 300 CV (221 kW).

Su pack de baterías será el de 77 kWh ya empleado en el Born de 231 CV, si bien el sistema de carga posiblemente esté optimizado, pasando de 135 a 170 kW de potencia en corriente continua (5-80% en 30 minutos). La autonomía por su parte rondará los 500 km WLTP.

Dado que CUPRA es una marca de carácter deportivo, se espera que el Born VZ reciba una puesta a punto específica que lo desmarque tanto de las versiones menos potentes como del propio ID.3 GTX. Elementos ya presentes en el Born estándar como la dirección progresiva o el Control de Chasis Adaptativo (DCC) se ajustarán, mientas que el sistema de frenado también debería recibir un upgrade.

Compártelo: