Ford ofrecerá baterías LFP en los F-150 Lightning y Mustang Mach-E

Siguiendo los pasos de rivales como Tesla, Ford planea incluir baterías LFP (litio-ferrofosfato) en sus dos coches eléctricos insignia, la pick-up F-150 Lightning y el SUV deportivo Mustang Mach-E, que actualmente solo se ofrecen con celdas NCM (níquel, cobalto, manganeso). El objetivo detrás de esta diversificación sería el de asegurarse el suministro de celdas ante la creciente demanda.

Las baterías LFP, ampliamente usadas por los fabricantes de origen chino, se caracterizan por ser notablemente más asequibles que las NCM y NCA; a cambio, su densidad energética es inferior. Aunque son algo más sensibles a las bajas temperaturas, también ofrecen unos mejores índices de seguridad y una durabilidad muy superior.

Tesla ya emplea esta química en sus modelos de acceso (las versiones Standard Range RWD de los Model 3 y Model Y), mientras que Volkswagen planea utilizar celdas de este tipo en su gama de coches eléctricos de acceso (MEB Entry Family), cuyas baterías se producirán en una nueva gigafábrica ubicada en Sagunto (Valencia).

No podemos perder de vista que la factoría de Ford en Almussafes (Valencia) se encuentra relativamente cerca de la gigafábrica de Volkswagen, con la que tiene una asociación estratégica para el desarrollo y la producción de coches eléctricos. Por lo tanto, no sería de extrañar que las baterías LFP de Sagunto terminaran montándose también en algunos modelos de Ford.

Ford F-150 Lightning

Ford quiere asegurarse el suministro de baterías

«Sí. Hemos estado trabajando en [la química] LFP durante bastante tiempo, ahí lo dejo. Lo que quiero decir con esto es que diseñar soluciones LFP para nuestra primera generación de productos es algo que vemos como una gran oportunidad para avanzar rápidamente», ha confirmado Jim Farley, director ejecutivo de la firma del óvalo azul.

El empleo de baterías LFP debería permitir a Ford ofrecer versiones más asequibles tanto de la F-150 Lightning como del Mustang Mach-E, incrementando con ello su competitividad en un mercado cada vez más copado de rivales.

Además, este movimiento debería facilitar a la compañía una rápida escalada en la producción de la F-150 Lightning, de la que aspira a fabricar unas 150.000 unidades tan pronto como el año que viene. En paralelo, también se espera que más adelante se añada una variante con unos 700 km EPA de autonomía dotada de celdas NCM9.5.5 de origen SK On.

Fuente | Electrek

Compártelo: