La EMT de Madrid sigue comprando autobuses eléctricos, otras 150 unidades por 81 millones de euros

Entre este año y el que viene la flota de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid contará con 150 autobuses eléctricos nuevos. Es el mayor pedido hasta la fecha y se enmarca en la política de reducción paulatina de la flota de autobuses diésel hasta deshacerse del último antes de 2023. La flota se quedará con autobuses de gas natural, híbridos, eléctricos y alguno que otro una decena de pila de combustible de hidrógeno.

A finales de este año la flota de la EMT contará con 190 autobuses eléctricos, siendo más del doble a finales del año que viene, cuando habrá 329 unidades. Esto también permitirá el rejuvenecimiento de la flota, pues la edad media está actualmente en 5,1 años, y se quiere llegar a 4,64 años a finales de este año.

El coste de la flotilla será de 81 millones de euros -IVA aparte-, que será sufragada parcialmente con fondos Next Generation de la Unión Europea. La EMA ha pedido la ayuda -no concedida, pero provisionalmente aceptada- de 41,2 millones de euros para la adquisición de 206 autobuses eléctricos. El reparto de los 150 autobuses será el siguiente: 90 Irizar ieBus y 60 Urbino 12 Electric de Solaris, una media de 540.000 euros cada uno.

Urbino 12 Electric

En el caso concreto del Urbino, es la versión de 12 metros de largo. El mismo autobús está disponible con motorizaciones eléctricas, de hidrógeno, de gas natural e híbridas, es una plataforma multienergía. De hecho, el Urbino 12 ya es un conocido de la EMT de Madrid, lo mismo que el Irizar ieBus, ya hay experiencia operando ambos autobuses. Es más, el Urbino 12 Electric empezó a probarse en la EMT allá por 2017.

En cualquier caso, estos dos modelos han tenido que superar el pliego de condiciones del operador madrileño, que abarca el precio máximo (550.000 euros cada uno), garantía del fabricante, autonomía, coste energético, disponibilidad de recursos, si se pueden adaptar a la EMT y sus sistemas, etc. Los autobuses eléctricos son muy caros de adquirir pero con las ayudas tienen un CTO (coste total de propiedad) competitivo con los diésel e incluso mejor.

De aquí a 2025 la EMT podrá albergar hasta 318 autobuses eléctricos en las cocheras de La Elipa, donde tiene su Centro de Operaciones. Parte de la electricidad se obtendrá con placas solares fotovoltaicas, y según la EMT será «referente de eficiencia energética a nivel nacional». A lo largo de estos años la EMT recibirá una inversión de más de 1.000 millones de euros para la consecución de un transporte público «sostenible, seguro, integrado e innovador».

Compártelo: