La gigafábrica de baterías Northvolt Drei recibirá un espaldarazo de 155 millones de euros en Alemania

La tercera gigafábrica de baterías de Northvolt se va a levantar en Heide, Alemania, en el land de Schleswig-Holstein. En alemán, «drei» significa «tres». Es un proyecto sumamente ambicioso y costoso, porque habrá que implicar 4.000 millones de euros. El ministro federal de Asuntos Económicos de Alemania, Robert Habeck, notificó en público la concesión de más de 155,445 millones de euros en ayudas.

El 70% del montante será aportado por el Estado, mientras que la parte restante será cosa del land de Schleswig-Holstein. Esta gigafábrica se considera un proyecto importantes de interés común europeo (IPCEI), y tan importante es, que es la máxima cantidad autorizada por la UE para un IPCEI. Para la UE es importante que la región empiece a tener su propia producción de baterías para no depender tanto de Asia.

Northvolt Drei tendrá una capacidad de unos 60 GWh en baterías y empezará a producir en 2025. Las obras aún van a tardar en comenzar, como para el año que viene. Quedan meses de papeleo, así como anunciar la ubicación definitiva, lo cual se sabrá en julio. Northvolt aún necesita conseguir más financiación, ya que la ayuda anunciada es una parte relativamente pequeña si la comparamos con 4.000 millones de euros.

Heide está cerca de la frontera con Dinamarca y tiene un buen suministro de energías renovables producidas en la zona, por lo que es atractiva para la ubicación de industrias tan electrointensivas como es la producción de baterías. Clientes a buen seguro no van a faltar, ya que los fabricantes en Alemania necesitan muchísimas baterías para la transición del vehículo convencional al eléctrico, sobre todo sabiendo los objetivos de la UE con vistas a 2035.

Para hacernos una idea, tan solo Volkswagen necesitará en 2030 una producción de 240 GWh de baterías y ha anunciado que habrá seis gigafábricas, una de ellas se ubicará en Puerto de Sagunto (Valencia, España) y también cuenta con respaldo institucional en forma de PERTE -pendiente de aprobación-. Pero hablamos de un eslabón más de la cadena, todas esas fábricas van a necesitar litio y otros metales preciosos a patadas.

Las tres gigafábricas proyectadas por Northvolt tendrán una capacidad combinada de 170 GWh, cantidadsuficiente para casi tres millones de coches eléctricos al año. Como ya os contamos, Northvolt aspira a que el reciclaje tenga un fuerte peso en los insumos, a ser posible la mitad en 2030. El proveedor sueco dice tener atados más de 50.000 millones de euros en contratos con varios fabricantes afincados en Europa.

Compártelo: