MAN trabaja en un camión eléctrico con carga de megavatios y entre 600 y 800 km de autonomía diaria

La electrificación del transporte de mercancías es un apartado clave de cara a la reducción de emisiones y de costes asociados a los cada vez más costosos carburantes. Un sector fundamental que ha estado algo olvidado por empresas, clientes y administraciones que ahora quieren dar un paso adelante. Un ejemplo es el proyecto en el que trabaja el gigante alemán MAN, que ha mostrado su primer prototipo de un camión eléctrico capaz de acceder a recargas de varios megavatios.

MAN Truck & Bus, parte del Grupo Volkswagen, ha mostrado un prototipo funcional al Ministro Federal de Transporte de Alemania, Volker Wissing. Una propuesta que llegará al mercado en 2024 y que quiere convertirse en un símbolo de la evolución de la tecnología que permitirá electrificar el transporte pesado.

Para lograrlo, el camión tendrá que ser capaz de recorrer cientos de kilómetros cada día, y recuperar rápidamente su carga. Para ello MAN está colaborando con el proveedor de soluciones de carga ABB, que trabajan en el diseño de una solución de carga a la altura de esta tarea.

Este modelo tendrá que lograr autonomías diarias de larga distancia de entre 600 y 800 kilómetros. Además, el vehículo cuenta con tecnología para la carga de varios megavatios. Algo que supondrá que cada punto será capaz de ofrecer la potencia de una estación de decenas de cargadores.

Los responsables del proyecto han indicado que para lograrlo, y además hacerlo de una forma eficiente, será necesario desarrollar una nueva tecnología que permita superar los 1.000 voltios.

Con este rendimiento y los casos de uso previsibles, la seguridad eléctrica y la fiabilidad a nivel del sistema son elementales. Según los responsables de ABB E-mobility. “Nuestro objetivo común es llevar esta nueva tecnología a la madurez del mercado dentro de tres años. En el pasado, tales pasos de desarrollo a menudo tomaban mucho más tiempo”.

Pero la infraestructura ya está incluso comenzando a expandirse y a pesar de que en los próximos años mejorará su eficiencia y rendimiento, por Alemania ya se están levantando las primeras cuatro estaciones con el formato Megawatt Charging System (MCS) que se ubicarán a lo largo de la autopista federal A2 y que deberían entrar en funcionamiento en 2023.

Unos trabajos que además deberían permitir el desarrollar un formato conjunto para evitar errores del pasado, y de esa forma desplegar de una forma más eficiente una red de carga que permita desplegar los camiones eléctricos incluso en las líneas más exigentes para la tecnología, y hacerlo además como vemos en un tiempo relativamente rápido.

Fuente | MAN

Compártelo: