La mina de litio en Las Navas (Cáceres) se inaugurará en 2025

Según informa El Español, la mina de litio de Las Navas, situada en el municipio de Cañaveral (Cáceres), está cada vez más cerca de recibir su aprobación después de que Lithium Iberia haya presentado un nuevo proyecto de explotación a la Junta de Extremadura. Los permisos podrían concederse a finales de año, comenzando a operar en 2025.

El nuevo proyecto es una actualización del anterior que incluye todos los requisitos ambientales exigidos por la administración pública. Uno de los cambios principales es una vida de explotación de treinta años (frente a los diecinueve previstos hasta el momento), siendo los seis primeros a cielo abierto y el resto subterráneos.

Su construcción conllevará una inversión de más de 340 millones de euros y la creación de más de 430 puestos de trabajo directos, tanto en la mina como en la planta anexa. En paralelo, se estima que también se generarán otros 1.200 empleos indirectos, lo que debería ayudar a que la región experimente un importante desarrollo económico sostenido en el tiempo.

La capacidad anual de la mina será de 1,2 millones de toneladas de mineral y más de 30.000 toneladas de hidróxido de litio. Desde el primer año de funcionamiento también se llevarán a cabo labores de restauración del terreno (en el octavo la escombrera permanente y el depósito temporal deberían estar completamente restaurados). Las instalaciones contarán además con una planta fotovoltaica en Holguera, la cual se encargará de abastecer de energía eléctrica a la mina.

Celdas de Panasonic

Europa aspira a reducir su dependencia del litio extranjero

Cuando se inaugure, el complejo de Las Navas se convertirá en el primero de su tipo a nivel europeo. Actualmente, la Unión Europea está tratando de reducir su dependencia de las potencias extranjeras, motivo por el que se están evaluando numerosos proyectos para la extracción sostenible de litio en diferentes países del viejo continente (las autoridades quieren que la ecología sea uno de los valores diferenciales de su industria de baterías, marcando distancias con la todopoderosa industria asiática).

En paralelo, la Unión Europea quiere potenciar la reutilización y el reciclado de baterías, un sector en pleno desarrollo que podría convertirse en una importante fuente de materias primas a finales de esta misma década; de hecho, fabricantes como el Grupo Renault han comenzado ya a transformar algunas de sus plantas para reconvertirlas en centros dedicados a la recuperación de los minerales que componen las celdas.

Fuente | El Español

Compártelo: