¿Cuáles son los planes de electrificación de SEAT y CUPRA?

SEAT S.A., el histórico fabricante español perteneciente al Grupo Volkswagen desde 1986, vende actualmente sus productos a través de dos marcas: la generalista SEAT, que empezó a producir automóviles en 1953, y la aspiracional CUPRA, que se emancipó de su matriz en 2018. A ellas tendríamos que sumar SEAT MÓ, especializada en soluciones de micromovilidad.

Esta situación podría cambiar a corto plazo, pues de acuerdo con una serie de informes, Volkswagen habría decidido suprimir la menos rentable SEAT a corto plazo, sustituyéndola por completo por CUPRA. Matías Carnero, presidente del Comité de Empresa de SEAT y miembro del Consejo de Supervisión del Grupo Volkswagen, se hizo eco de esta situación recientemente:

«Herbert Diess [CEO del Grupo Volkswagen] no quiere a SEAT. SEAT tiene fecha de caducidad, en concreto el 2029». El propio Diess no oculta sus preferencias, dejando claro que el futuro de SEAT S.A. pasa sí o sí por una expansión de la nueva marca, que pasará a ser 100% eléctrica en 2030. «CUPRA es la primera buena idea que recibo para hacer rentable a SEAT. CUPRA es la clave para que SEAT sea rentable».

La gama de SEAT actualmente está integrada por siete modelos (Ibiza, Arona, León, León Sportstourer, Ateca, Tarraco y Alhambra), mientras que CUPRA se conforma con cinco (Born, León, León Sportstourer, Ateca y Formentor). Sin embargo, en los próximos años las tornas cambiarán por completo y será CUPRA la que lleve la voz cantante.

SEAT Mii electric

SEAT no tiene nuevos modelos asignados

SEAT recientemente perdió el único modelo eléctrico de su alineación, el Mii electric, y no hay planes para la incorporación de otro vehículo cero emisiones a su oferta; además, el veterano monovolumen Alhambra dejará de venderse a corto plazo. El restyling del Tarraco por su parte se ha cancelado por sus discretos resultados comerciales a pesar de la reciente adición de una versión PHEV, siendo muy probable que desaparezca en 2024-2025.

Tanto el Ibiza como el Arona, los principales superventas de SEAT, se basan en la plataforma MQB A0, cuya arquitectura eléctrica/electrónica no es compatible con la microhibridación. Por este motivo, no sería de extrañar que ambos se discontinuaran con la llegada de la norma Euro 7 en 2025, pues al contrario que rivales como los Peugeot 208/2008 o los Renault Clio/Captur, no podrán electrificarse.

SEAT León

¿Qué ocurrirá con los modelos compartidos entre ambas marcas, los Ateca, León y León Sportstourer? Aparentemente, el Ateca desaparecerá en 2024, siendo sustituido por un SUV híbrido enchufable que solo se venderá como CUPRA. La familia León por su parte también pasará a comercializarse exclusivamente como CUPRA, aunque no está claro si este cambio tendrá lugar con la llegada de su restyling (2024) o más adelante.

Los dos únicos modelos específicos de CUPRA, el compacto eléctrico Born (2021) y el SUV deportivo Formentor (2020), son productos muy recientes. Mientras que el Born apenas lleva unos meses a la venta y todavía tiene que demostrar su rendimiento comercial, el Formentor es un éxito incontestable a nivel europeo; de hecho, en lo que va de año ha adelantado al Arona como principal bestseller de SEAT S.A. Al igual que el León, dispone de versiones PHEV.

CUPRA UrbanRebel Concept

Además del antes mencionado SUV híbrido enchufable llamado a sustituir al Ateca, CUPRA tiene previsto el lanzamiento de tres modelos 100% eléctricos para 2024-2025: el SUV mediano Tavascan (2024), que sustituirá al Tarraco indirectamente; el utilitario Raval (2025), heredero del sempiterno Ibiza; y una berlina derivada del Volkswagen ID.7.

Como puede verse, para mediados de la década CUPRA habrá doblado su gama, mientras que SEAT se encontrará en una situación muy comprometida, dependiendo su fecha de deceso exclusivamente del tiempo que permanezcan los Ibiza y Arona a la venta y de lo que tarde el León en pasar a venderse exclusivamente como CUPRA.

Compártelo: