Renault Scénic Vision: un SUV eléctrico con pila de combustible de hidrógeno y 800 kilómetros de autonomía

Renault ha revelado hace escasos minutos el nuevo Scénic Vision, un prototipo que adelanta la llegada de un SUV compacto 100% eléctrico a la gama del fabricante francés de cara al año 2024. Sin embargo, mientras que el modelo de producción será un eléctrico a baterías, el concept car equipa una pila de combustible de hidrógeno.

La denominación Scénic hasta el momento se había empleado para designar al monovolumen compacto de la firma, pero debido a la caída en desgracia de este tipo de carrocerías, en su quinta generación se transformará en un todocamino. Dentro de la oferta de Renault, el Scénic eléctrico ocupará un lugar equivalente al del Austral térmico, encuadrándose por lo tanto en el segmento C.

El Scénic Vision mide 4,49 metros de largo, 1,90 metros de ancho, 1,59 metros de alto y tiene una batalla de 2.835 milímetros. Aunque su motor de 218 CV (160 kW), el mismo que podemos encontrar en el Megane E-TECH Electric, se ubica en el eje posterior (por lo tanto, es tracción trasera), el modelo definitivo probablemente sea de tracción delantera.

El prototipo, que pesa 1.700 kg, conjuga una batería de 40 kWh con una pila de combustible de 16 kW. El depósito de hidrógeno de 2,5 kg de capacidad se sitúa en la zona delantera del coche, mientras que la batería y la pila de combustible se ubican bajo el piso, una detrás de la otra. De acuerdo con Renault, la autonomía del vehículo es de 800 km.

Renault Scénic Vision

El Renault Scénic E-TECH Electric se lanzará en 2024

Desde un punto de vista estético, el Scénic Vision estrena una evolución del lenguaje de diseño empleado hasta el momento en los modelos de Renault, a caballo entre el del ya conocido Megane E-TECH Electric y el del futuro R5. A pesar de que se trata de un SUV, Renault no ha olvidado su pasado como vehículo familiar, como demuestran su baja línea de cintura y su amplia distancia entre ejes.

Las puertas traseras de apertura suicida y la ausencia del pilar B son soluciones que no llegarán al modelo de calle; sin embargo, las llantas de 21 pulgadas de diseño aerodinámico tienen más visos de mantenerse. Las ópticas fusionadas con la bigotera son muy similares a las del Megane E-TECH Electric y el Austral, si bien las luces diurnas dejan de ser un apéndice, convirtiéndose en un módulo separado en forma de diamante. Los pilotos por su parte tienen un diseño inédito en forma de L.

El 95% de los materiales empleados en el prototipo son reciclables. El habitáculo es la parte que más cambiará en el camino a la producción en serie, aunque algunos elementos como el volante cuadrado deberían mantenerse. Los airbags «cocons» instalados en los asientos han permitido crear un tablero bastante delgado, mientras que la pantalla central se ha instalado en la unión del parabrisas con el salpicadero.

Compártelo: