El Rolls-Royce Spectre eléctrico no se centrará en las prestaciones o en la autonomía, sino en el lujo

A finales del año que viene, Rolls-Royce lanzará su primer coche eléctrico de producción: el Spectre, un coupé llamado a sustituir al Wraith. Basado en la misma plataforma de aluminio que ya utilizan los actuales Ghost y Phantom, este modelo será el primer integrante de la gama cero emisiones de Rolls-Royce, que abandonará los motores de combustión interna en 2030.

Torsten Müller-Ötvös, máximo responsable de la marca, afirma que este modelo no se centrará en el rendimiento o en la autonomía. «[Nuestros clientes] ven este tipo de transporte como un lujo, no les importan las posibles restricciones porque no viajan largas distancias en su Rolls-Royce. Además, pueden cargar el vehículo en casa y en el trabajo».

El jefe de desarrollo de Rolls-Royce, Mihiar Ayoubi, explica que sus modelos deben ser percibidos como artículos de lujo, no como simples automóviles. Por este motivo, el Spectre no contará con un asistente para medir la eficiencia, con un modo deportivo o con un sistema de conducción de un pedal. «Nuestros clientes esperan una experiencia de conducción muy específica, incluso en un Rolls-Royce eléctrico».

De acuerdo con un informe preliminar, el Rolls-Royce Spectre podría emplear un tren motriz formado por dos motores eléctricos (uno en cada eje), lo que le daría tracción total y 680 CV (500 kW) de potencia. Por el momento se desconocen datos clave como la capacidad de sus baterías o sus tiempos de carga.

Rolls-Royce Spectre

El Rolls-Royce Spectre se lanzará a finales de 2023

Ayoubi sí que ha confirmado que el pack se situará en los bajos del coche, algo que permitirá incrementar la rigidez del chasis, mejorando con ello la agilidad y el confort de marcha. «Por supuesto, eso baja el centro de gravedad y aumenta la rigidez del vehículo»Aparentemente, las baterías empleadas en este suntuoso coupé serán muy pesadas, pues rondarán los 700 kg.

Los test de desarrollo del Spectre están siendo los más exigentes de toda la historia de Rolls-Royce. «Hemos concebido el programa de pruebas más exigente en la historia de Rolls-Royce. Recorreremos 2,5 millones de kilómetros, una simulación de más de 400 años de uso para un Rolls-Royce, y viajaremos a todos los rincones del mundo para llevar este nuevo automóvil al límite. Veréis estos coches de prueba en las carreteras de todo el mundo. Estad atentos a ellos, estarán a la vista. Se probarán en todas las condiciones y en todos los terrenos».

Fuente | ecomento

Compártelo: