Skoda se posiciona como una pieza clave en la ofensiva eléctrica del Grupo Volkswagen

El inminente lanzamiento comercial del nuevo Skoda Enyaq Coupé iV no es más que un paso más en la ambiciosa hoja de ruta que ha puesto en marcha Skoda. El fabricante checo de automóviles ha apretado el acelerador en su particular proceso de transición hacia la movilidad sostenible. Ahora bien, el plan estratégico establecido va mucho más allá de simplemente lanzar nuevos coches eléctricos. Skoda quiere ser una pieza clave en la ofensiva eléctrica del Grupo Volkswagen.

La popular marca de coches está decidida a hacer de la República Checa un centro de electrificación para el Grupo Volkswagen. Las informaciones recogidas por un medio británico especializado apuntan a que la planta de Skoda en Mladá Boleslav fabricará automóviles para otras marcas del Grupo a medida que la compañía intensifique su programa de electrificación.

Skoda quiere que una de las Gigafábricas del Grupo Volkswagen se construya en la República Checa

Skoda ya fabrica coches eléctricos en Mladá Boleslav

En estos momentos Skoda ya está produciendo en serie vehículos eléctricos en sus instalaciones de Mladá Boleslav. Allí es fabricado tanto el Skoda Enyaq iV como el mencionado Enyaq Coupé iV. Este último inició su proceso de producción recientemente. El pasado mes de febrero. También se fabrica el Skoda Octavia, una berlina con motores de combustión interna y en cuya gama hay motorizaciones electrificadas.

Recientemente la firma checa ha abierto una nueva línea de ensamblaje para sistemas de batería que serán usados en coches eléctricos sustentados por la plataforma MEB del Grupo Volkswagen. Es la primera instalación de este tipo que se pone en marcha fuera de Alemania. Lógicamente hablando de marcas que forman parte de este conglomerado automovilístico.

Skoda tiene la capacidad de ensamblar más de 255.000 paquetes de baterías al año. Estos paquetes serán usados en coches eléctricos también fabricados en Mladá Boleslav e incluso se enviarán a otras fábricas para proveer a otras marcas del Grupo como Audi, CUPRA y la propia Volkswagen. La compañía tiene planes de incrementar anualmente en 125.000 paquetes de baterías la capacidad de producción de cara a 2023.

El Skoda Enyaq iV es uno de los coches eléctricos fabricados en Mladá Boleslav

Skoda quiere producir de celdas y reciclar de baterías

Los altos cargos de Skoda quiere ir un paso más allá y también producir celdas de batería y lo que es igualmente importante, poner en marcha en la República Checa una instalación para el reciclaje de baterías. Están presionando para que el territorio checo se convierta en el hogar de una de las Gigafábricas de baterías que se ha comprometido a construir el Grupo Volkswagen durante los años venideros. Recordemos que una de estas instalaciones estará en España. Más concretamente en Sagunto.

Michael Oeljeklaus, Jefe de Producción y Logística de Skoda, señaló lo siguiente: «La producción de celdas de batería no solo es importante para Skoda sino también para Chequia. Creemos que la República Checa es ideal para la producción de baterías: tenemos muchos materiales y proveedores aquí y buenas conexiones de tráfico dentro de Europa, por lo que podríamos abastecer a otras instalaciones del Grupo Volkswagen».

Fuente: autocar

Compártelo: