Solaris usará las baterías estructurales LFP de CATL en sus autobuses eléctricos

La electrificación del transporte público es uno de los pilares para lograr un sistema más sostenible. Algo donde las empresas españolas se están convirtiendo en referencia en el mercado europeo. Es el caso de Solaris, que forma parte del grupo vasco CAF, ha confirmado el acuerdo con la china CATL para el suministro de baterías de litio-ferrofosfato que usarán la tecnología CTP (cell to pack).

CATL proporcionará a Solaris baterías de LFP que se instalarán en los autobuses eléctricos de la marca polaca, y que además usarán la tecnología de batería estructural CTP (cell to pack). Algo que según los responsable de la empresa permitirá ofrecer autobuses con mayores niveles de seguridad, resistencia a las recargas rápidas, y que contarán con una vida útil más larga.

La tecnología CTP de CATL aumenta la densidad energética de la batería y la carga útil de los autobuses eléctricos, eliminando la necesidad de módulos de batería en los packs de baterías tradicionales. Un aspecto que además permitirá lograr unos diseños más flexibles en los nuevos autobuses.

En 2021, Solaris ha ocupado el primer puesto por número de ventas de autobuses eléctricos en el mercado europeo. Una posición que esperan poder consolidar gracias a esta colaboración con CATL que les permitirá ampliar el número de productos a la venta, y hacerlo con una tecnología fiable y económica.

Este acuerdo añadirá otro cliente más a una CATL que ha escalado de forma meteórica hasta el primer puesto mundial en producción de baterías para vehículos eléctricos, con una cuota de mercado en 2021 del 32.6% y una capacidad instalada de 96 GWh. Un 167% más que el año anterior.

Un socio de garantías para Solaris que busca seguir creciendo y logrando ofrecer unos productos cada vez más competitivos y duraderos, que permiten poner en marcha una oferta donde la competencia está logrando impulsar las ventas y el posicionamiento de los fabricantes europeos.

Compártelo: