Tesla vuelve a subir precios en algunos Supercargadores: 0,44 euros/kWh en España

Dado el creciente coste de la energía, es cuestión de tiempo que recargar coches eléctricos sea más caro, por mucho que siga siendo soportable respecto a gasolina o gasóleo. Una vez más, la red de recarga ultrarrápida de Tesla eleva sus precios. En nuestro país ya se pueden ver Supercargadores con un coste de 44 céntimos por kWh, por lo que una recarga de 50 kWh costaría 22 euros. Hace dos años, la misma recarga costaba 14,5 euros.

Por ejemplo, podemos ver esas tarifas en el Supercargador de Nuevos Ministerios (Madrid) o Benavente (León), estando un poco más barato el de Santiago de Compostela (A Coruña), a 42 céntimos el kWh. El incremento de precios no es un fenómeno exclusivo de nuestro país, también se han visto incrementos de precios en Redondo Beach (California, EEUU) o en Alemania.

En el país germano hay Supercargadores que cobran 58 céntimos por kWh, estando a principios de año por debajo de 50 céntimos. Ya hubo incrementos de precio previamente en marzo y en abril. IONITY ya sale más económico para los clientes con suscripción anual -cuyo coste hay que prorratear aparte-, pues les sale el kWh a 35 céntimos.

Lo mismo pasa en nuestro país. La tarifa de IONITY para usuarios no suscritos, Direct, está a 79 céntimos el kWh. Aquellos que pagan los 17,99 euros mensuales de suscripción recargan por 35 céntimos el kWh. Como hay que estar suscrito un mínimo de 12 meses, al coste de las recargas hay que añadir 215,88 euros. Los clientes de algunas marcas se libran de esa cuota o la pagan reducida, véase Hyundai.

Para Tesla, esto es un negocio -y debe serlo para mantener la calidad y la elevada fiabilidad del servicio-, pretendiendo obtener un 30% del margen sobre la electricidad. Si sube el coste para Tesla, se traslada al cliente. Hasta aquí, todo correcto. Por otra parte, Tesla está abriéndose a vender electricidad a otros usuarios de coches eléctricos y su red sigue creciendo día a día.

En Europa, de momento la red holandesa de Supercargadores ya permite la recarga a terceros, y se han hecho pruebas en Noruega y Francia también. Mientras tanto, en Estados Unidos, la red de Supercargadores va a ser compatible con conector CCS, Elon Musk dixit, lo cual abre de facto la posibilidad de que usuarios de otras marcas se pasen por sus instalaciones -y paguen, que es lo más importante-.

La recarga de alta potencia cambia el paradigma de los viajes largos, las tradicionales estaciones de servicio tendrán que ir progresivamente adaptándose y proporcionar un valor añadido al viajero, le tienen que ofrecer algo más que un enchufe, de la misma forma que hoy día ofrecen a sus clientes de vehículos convencionales algo más que un surtidor. Si no, esta competencia puede poner su negocio en peligro.

Compártelo: