Toma de contacto con el Polestar 2, la berlina eléctrica según Suecia (Vídeo)

Los orígenes de la marca sueca Polestar se remontan a 1996, año en el que se fundó Flash Engineering, un equipo que compitió en el STCC (Campeonato Sueco de Turismos). La empresa, que más tarde se renombró como Polestar Racing, comenzó también a preparar modelos de Volvo, convirtiéndose en su socio oficial en 2009.

En 2015 Volvo, en manos del gigante chino Geely, se hizo con el control de Polestar. Apenas dos años después se anunció que la compañía se convertiría en un fabricante separado especializado en el desarrollo de coches eléctricos de altas prestaciones. Dentro del grupo Geely, Volvo y Polestar vendrían a ser respectivamente como Audi y Porsche en el Grupo Volkswagen.

Su primer y último modelo con motor de combustión interna, el Polestar 1, es un deportivo híbrido enchufable basado en el diseño del Volvo Concept Coupé de 2013. Entre 2019 y 2022 apenas se han producido 1.500 unidades de este exclusivísimo automóvil con más de 600 CV de potencia y una carrocería realizada en fibra de carbono.

Todos los modelos que lleguen tras el Polestar 1 serán 100% eléctricos. Aunque la compañía tiene unos ambiciosos planes de expansión para los próximos años (de 2023 a 2025 lanzará tres nuevos coches eléctricos, los Polestar 3, 4 y 5), al agotarse el Polestar 1 su gama ha pasado a estar integrada por un único vehículo: la berlina mediana Polestar 2, que se asienta sobre la plataforma CMA de Volvo.

Este ambicioso automóvil se constituye, junto con el BMW i4, como uno de los pocos rivales directos del popular Tesla Model 3, que lleva cuatro años consecutivos coronándose como el coche eléctrico más vendido del mundo. Ambos comparten unas dimensiones, un planteamiento e incluso una oferta mecánica muy similares.

Lo cierto es que el Polestar 2 lleva a la venta dos años en otros mercados; sin embargo, su desembarco en España se ha hecho esperar hasta 2022, estando programadas sus primeras entregas para el mes de septiembre. ForoCochesEléctricos ha tenido la oportunidad de acudir a la presentación nacional del modelo para realizar una primera toma de contacto. ¿Es un rival a la altura del Tesla Model 3? Acompañadnos a descubrirlo.

Una estética 100% Volvo

Polestar 2

No hace falta ser un experto para darse cuenta de que el lenguaje de diseño empleado en el Polestar 2 es exactamente el mismo que podemos encontrar en algunos modelos de Volvo, véase el XC40. Esto se debe a que su estética se basa en la del prototipo Volvo 40.2 Concept del año 2016, que adelantaba las líneas de la tercera generación del S40.

Finalmente se tomó la decisión de transferir el proyecto a Polestar, que apenas retocó algunos elementos clave como la calandra o los pilotos, que ahora están unidos a lo ancho del portón. Sin embargo, sus orígenes son innegables, pues mantiene incluso la firma lumínica «martillo de Thor» característica de su matriz.

Polestar 2

El Polestar 2 es un liftback de cinco puertas. Mide 4,61 metros de largo, 1,80 metros de ancho y 1,48 metros de alto, con una batalla de 2,74 metros. En la práctica se ubica entre los segmentos C (berlinas compactas) y D (berlinas medianas), dos categorías cuyas fronteras cada vez están más difuminadas. Apenas se lleva 8 centímetros con el Tesla Model 3 (4,69 metros), pero es claramente más corto que el BMW i4 (4,78 metros).

Sus líneas son marcadamente deportivas, como demuestran su reducida superficie acristalada, su perfil casi fastback y sus abultados pasos de rueda. Curiosamente, Polestar ha decidido dotar a su vehículo de protecciones plásticas en paragolpes, aletas y taloneras, lo que le da un aspecto ciertamente crossover.

Ambiente escandinavo

Polestar 2

Al igual que ocurre en el exterior, en el interior se respira un ambiente 100% Volvo. Numerosas piezas son compartidas con otros modelos de la casa madre, si bien el Polestar se desmarca gracias a una sección central completamente rediseñada (la pantalla central en formato vertical está sin integrar, las salidas de aireación se colocan sobre ella en lugar de en los laterales, la consola está sobreelevada…).

Durante la presentación nacional, los responsables de Polestar hicieron hincapié en el generoso tamaño de su instrumentación digital de 12,3 pulgadas, una referencia indirecta al Tesla Model 3, que aglutina toda la información en la pantalla central. Entre otras cosas, el cuadro del Polestar 2 permite visualizar el navegador.

Polestar 2

El sistema de infoentretenimiento, asociado a una pantalla táctil de 11,15 pulgadas, emplea el sistema operativo Android Automotive OS desarrollado por Google. Su funcionamiento es muy similar al de un smartphone; de hecho, contamos con una tienda de aplicaciones que se actualiza constantemente. El sistema funciona de forma rápida y fluida, y por supuesto, no faltan el Asistente de Google y Google Maps.

Los acabados son muy similares a los de un Volvo; es decir, los esperados en un vehículo premium tanto por la selección de materiales como por los ajustes de las piezas. En este apartado se sitúa algo por detrás del BMW i4, pero claramente por delante del Tesla Model 3.

Polestar 2

La habitabilidad en la segunda fila es correcta, con mucho espacio longitudinal y un espacio para la cabeza suficiente para pasajeros de hasta 1,80/1,85 metros de alto. Sin embargo, la quinta plaza es poco aprovechable, pues tiene un respaldo bastante duro y vertical; además, el túnel central (que alberga parte del pack de baterías) es muy voluminoso. El coche tiene dos maleteros: un frunk delantero de 41 litros y un maletero trasero de 405 litros, una capacidad reducida en relación al tamaño del vehículo. Aunque tiene unas formas aprovechables y un práctico doble fondo, su boca de carga es demasiado alta.

Un gran turismo en formato pequeño

Polestar 2

El Polestar 2 se comercializa en tres versiones:

  • Standard Range Single Motor: tracción delantera (un motor), 231 CV (170 kW), 330 Nm, 0-100 km/h en 7,4 segundos, batería de 69 kWh, 474 km WLTP de autonomía, carga a 130 kW en corriente continua (10-80% en 35 minutos)
  • Long Range Single Motor: tracción delantera (un motor), 231 CV (170 kW), 330 Nm, 0-100 km/h en 7,4 segundos, batería de 78 kWh, 542 km WLTP de autonomía, carga a 155 kW en corriente continua (10-80% en 35 minutos)
  • Long Range Dual Motor: tracción total (dos motores), 408 CV (300 kW), 660 Nm, 0-100 km/h en 4,7 segundos, batería de 78 kWh, 482 km WLTP de autonomía, carga a 155 kW en corriente continua (10-80% en 35 minutos)

Sin embargo, habría que señalar que el Long Range Dual Motor dispone en opción de un Pack Performance, el cual incluye una actualización de software que incrementa la potencia a 476 CV (350 kW) y el par a 680 Nm, lo que se traduce en un 0 a 100 km/h reducido a 4,4 segundos.

Polestar 2

Este pack también incluye unas llantas de aleación de 20 pulgadas, frenos Brembo de 4 pistones con discos delanteros perforados y ventilados, amortiguadores Öhlins Dual Flow Valve (DFV) con ajuste manual y pinzas de freno, tapas de las válvulas y cinturones de seguridad en color dorado. Esta fue la versión que tuvimos ocasión de testar durante nuestra breve toma de contacto.

Más allá de sus brillantes prestaciones, el Polestar 2 destaca por su confort de marcha y su homogeneidad general, incluso en esta versión de alto rendimiento. Se trata de un automóvil que puede correr como un superdeportivo si se lo pedimos, pero que también resulta muy cómodo en toda clase de uso, pues la amortiguación (al menos con el ajuste de nuestra unidad) filtra muy bien. En definitiva, se trata de una suerte de gran turismo en formato pequeño.

Polestar 2

También habría que destacar su buena insonorización, así como el funcionamiento de su sistema de frenada regenerativa, que en su nivel de mayor retención frena tanto el coche que se puede practicar la llamada «conducción de un pedal» (a lo largo de la jornada apenas pisamos el freno, algo especialmente cómodo en ciudad).

Durante nuestra prueba pudimos realizar un pequeño test de consumo a 100 km/h con una temperatura ambiente de 25º C. El coche marcó 16,2 kWh/100 km, lo que vendría a equivaler a unos 460 km por carga. Aunque estos resultados deben cogerse con pinzas debido a lo corto del recorrido, a priori nos indican que incluso la versión con tracción total hace gala de un buen nivel de eficiencia.

Precio y equipamiento

Polestar 2

Las tarifas del Polestar 2 en España (sin incluir las ayudas del Plan MOVES III) son las siguientes:

  • Standard Range Single Motor: 47.190 euros
  • Long Range Single Motor: 50.190 euros
  • Long Range Dual Motor: 53.190 euros

Por lo tanto, su versión intermedia es más asequible que el Tesla Model 3 RWD (491 km WLTP) de acceso, que se va a 51.760 euros. También es más barato que el BMW i4, pues su variante eDrive40 (589 km WLTP) cuesta 61.900 euros.

El Polestar 2 dispone de tres packs opcionales y algunos extras individuales. El Plus Pack cuesta 4.500 euros, el Pilot Lite Pack 2.500 euros, y el antes mencionado Performance Pack 6.000 euros. Opcionalmente se pueden añadir unas llantas de aleación de 20 pulgadas, tapicería de piel Nappa ventilada, pintura metalizada y una barra de arrastre plegable semieléctrica.

Polestar 2

Plus Pack

  • Bomba de calor
  • Sistema de audio premium Harman Kardon con 13 altavoces (600W)
  • Surtidor calefactado del limpiaparabrisas
  • Asientos traseros calefactados
  • Volante calefactado
  • Tapicería WeaveTech (vegana) con Black Ash deco
  • Iluminación de interior de alto nivel
  • Techo panorámico con símbolo Polestar reflejado
  • Asiento de conductor totalmente eléctrico, con memoria
  • Asiento de copiloto totalmente eléctrico
  • Extensión acolchada mecánica, asientos delanteros
  • Cargador inductivo para el teléfono de 15W
  • Suelo trasero «lid in lid» con soporte para bolsas
  • Luna trasera tintada

Pilot Lite Pack

  • Blind Spot Information System (BLIS) con dirección asistida
  • Cross Traffic Alert (CTA) con frenada asistida
  • Rear Collision Warning and Mitigation
  • Adaptive Cruise Control
  • Pilot Assist en aceleración, dirección y frenada hasta 130 km/h
  • Emergency Stop Assist
  • Cámara con visión de 360° grados
  • Retrovisores exteriores con atenuación automática
  • Faros con movimiento activo con luces de giro
  • Luces antiniebla delanteras LED con función de giro

Performance Pack

  • Actualización del software de rendimiento: aumento de la salida a un máximo de 476 CV (350 kW) y 680 Nm
  • Llantas de aleación forjada de 20 pulgadas, diseño de 4 radios en Y, con corte de diamante
  • Continental SportContact™ 6 (245/40R20)
  • Frenos Brembo de 4 pistones con discos delanteros perforados y ventilados (375×35 mm)
  • Amortiguadores Öhlins Dual Flow Valve (DFV) con ajuste manual
  • Pinzas de freno, tapas de las válvulas y cinturones de seguridad en color dorado

Conclusiones

Polestar 2

El Polestar 2 es una carta de presentación difícilmente mejorable para una marca recién llegada al mercado. Se trata de un automóvil con un comportamiento muy equilibrado, su sistema de infoentretenimiento es uno de los mejores del mercado, y tiene unas tarifas muy competitivas, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de un vehículo premium.

¿Cómo queda frente al Tesla Model 3? Lo cierto es que el sueco posiblemente sea el rival más duro al que se haya tenido que enfrentar hasta ahora el superventas californiano, pues lo mejora en aspectos como los acabados, mientras que en otros como el comportamiento dinámico o el equipamiento tecnológico también se sitúa a buena altura.

Aunque es cierto que Polestar no cuenta con la red de Supercargadores de Tesla, no debemos perder de vista que, además de una red de tiendas (la marca apostará por un modelo de venta directa y online), los Polestar Spaces y Destinations, también disfrutará de una red postventa de 80 puntos compartida con Volvo, algo que probablemente valorarán de forma positiva sus potenciales clientes.

Compártelo: