Este Toyota eléctrico tiene 20 años y cuesta 12.000 dólares ¿La devaluación a largo plazo puede ser menor en los coches eléctricos?

Normalmente cuando un coche de combustión tiene muchos años encima, su precio aunque los kilómetros no sean muchos, tiende a bajar hasta una mínima parte del coste original. Cuestiones como las dudas sobre el estado de su sistema de propulsión, su consumo y emisiones hacen que para encontrar un dueño después de 20 años tenga que bajar normalmente mucho su precio. Pero con los coches eléctricos la mayor eficiencia y ausencia de emisiones podría ayudar a mitigar esto al ofrecer un vehículo viejo, pero con un coste operativo mínimo. Algo que podrá animar algo su precio de ocasión.

Por ejemplo en Estados Unidos podemos encontrar en el mercado de ocasión aquellos coches eléctricos de primera generación que se hicieron famosos por el documental de Quién mató al coche eléctrico (Who killed the electric car?). En este se seguía la historia de la fallida ley del aire de California que a finales de los años 90 obligaba a los fabricantes que quisiesen vender en el estado, primer mercado automovilístico del país, a tener coches eléctricos en su oferta.

Esto provocó el nacimiento de mitos como el EV1 de General Motors, que como otros saltaron a la historia por la infame decisión del fabricante de cancelar todos los leasing y achatarrar los vehículos. Pero no todos corrieron ese destino que grabó para siempre ese momento en las mentes del público en aquella época, y algunos se salvaron. Es el caso del Toyota Rav4, que hoy, 20 años después sigue circulando por las carreteras norteamericanas y de vez en cuando entra en el mercado de ocasión.

En este caso se trata de un modelo del 2002, que cuenta con 155.000 km en su marcador. También se le nota el paso de los años tanto en su diseño, como en lo desgastado de su interior.

El RAV4 EV es una conversión directa del modelo con motor de combustión interna, y tiene una velocidad máxima regulada de 126 km/h, con una autonomía bajo el ciclo EPA de 153 km gracias a una batería NiMH de 95 amperios-hora tiene una capacidad de 27 kWh. ¿Cómo estará esta batería? Posiblemente haya sufrido el paso de los km y necesite un recambio, aunque no se indica en el anuncio.

Pero lo normal es que todavía mantenga parte de su carga. Algunas unidades RAV4 se han conducido más de 250.000 km con la batería original.

En su momento el coche contaba con un precio de 42.000 dólares nuevo, que podían reducirse con las ayudas públicas del estado hasta los 29.000 dólares. Una cifra que ahora en el caso de esta unidad se ha colocado en 11.900 dólares.

Se trata de una cantidad elevada para lo que nos puede ofrecer el RAV4 con esta edad, sobre todo sin saber el estado de la batería, y que por ese precio hay coches eléctricos modernos con baterías de litio.

Pero este ejemplo si nos permite asomarnos a un futuro dentro de 10 o 20 años, donde los actuales coches eléctricos, dotados como decimos de baterías más modernas y que podremos sustituir más fácilmente que en un coche del 2002, deberían mantener un valor residual también bastante más elevado que los modelos de combustión interna.

Fuente | craigslist.org

Compártelo: