Volkswagen presentará el jueves 5 el proyecto de la fábrica de baterías de Sagunto

El pasado 23 de marzo dejó de ser un rumor y pasó a ser una noticia con todas sus letras: la nueva gigafábrica de baterías de Volkswagen se establecerá en Sagunto. Siendo España el segundo productor europeo de automóviles, tal infraestructura es crítica para la transformación de la industria hacia la electromovilidad. No solo se beneficiarán las fábricas de Volkswagen, también la de Ford, ya que ambos fabricantes tienen un acuerdo de colaboración.

Wayne Griffiths, responsable de SEAT y Cupra, no dio demasiados detalles en la Conferencia Anual de Prensa de SEAT S.A. celebrada aquel día, y nos emplazó a conocer más detalles próximamente (el vídeo de la misma se ha retirado de Youtube). Pues hay que esperar al jueves para conocer los detalles del proyecto de la fábrica. La empresa informó a la Generalitat de Valencia que así será.

Este proyecto significará para Valencia la mayor inversión industrial desde la implantación de Ford en Almussafes en los años 70. La gigafábrica de baterías tendrá una capacidad máxima de 40 GWh, trabajarán unas 3.000 personas, y formará parte de una inversión total de 7.000 millones de euros. Se ubicará en el Parc Sagunt II, anexo a la población Puerto de Sagunto, con fácil acceso a la AP-7 -que ya no tiene peajes-, al ferrocarril y a la zona portuaria.

Las obras comenzarán a finales de este año y la producción dará comienzo en 2026, o antes si es posible. Es una de las seis gigafábricas que ha planificado el fabricante alemán de aquí a 2030, con una capacidad combinada de 240 GWh. Antes de la de Sagunto hemos conocido otras dos, la de Suecia en colaboración con Northvolt, y en otra Salzgitter (Alemania). Fabricarán un modelo de celda unificado que servirá para una plétora de nuevos modelos.

En Europa, actualmente el Grupo Volkswagen solo fabrica coches 100% eléctricos basados en plataforma MEB -sin vínculos con modelos de combustión anteriores- en Alemania y en la República Checa. Esta plataforma será el molde del que saldrán múltiples modelos capaces de encajar en segmentos pequeños y medianos por lo menos, y alguno que otro más grande.

En definitiva, a partir del jueves tendremos todo lujo de detalles y empezarán a moverse las cosas en Valencia. Aunque el contexto actual no es el más halagüeño posible y está plagado de malas noticias, de vez en cuando se compensa con algo como esto. El revulsivo económico para el área de Valencia será importante, pero los beneficios se van a propagar cual onda expansiva por más zonas de España.

Compártelo: