Estas baterías son más seguras, no tienen litio ni cobalto, y son un 50% más económicas que las actuales

La startup Alsym Energy ha anunciado el desarrollo de un sistema de baterías para coches eléctricos, almacenamiento estacionario y aplicaciones marinas, que destacan por prometer el rendimiento de las baterías de iones de litio, pero con un menor coste y con una mayor seguridad térmica. Todo completado con un cuerpo formado por materiales comunes no expuestos a las enormes volatilidades del litio o el cobalto.

Aunque no se han dado los detalles de la química, si se ha indicado que el cátodo está formado principalmente por óxido de manganeso, el ánodo será un óxido de metal, y el electrolito será a base de agua. Por lo tanto, esta batería no usa litio, cobalto o níquel. Algo que le permiten evitar los graves problemas de estos materiales por el ascenso meteórico de sus precios en los mercados internacionales.

Esto tendrá como resultado según la compañía, un coste de menos del 50% que las baterías convencionales, y donde además se añade un aspecto clave, y es que su el uso de materiales no inflamables y no tóxicos le permitirá también ser recicladas de una forma más fácil, económica y sostenible.

Alsym se encuentra actualmente en el proceso de desarrollar una línea de producción piloto de 500 kWh en Massachusetts. Como los materiales utilizados no son inflamables ni tóxicos, las baterías Alsym se pueden construir fácilmente en casi cualquier emplazamiento industrial.

También se pueden producir en las fábricas de baterías de litio ya existentes, sin apenas necesidad de adaptación, con un menor coste operativo y sin necesidad de costosas salas secas, esclusas contra incendios y sistemas de recuperación de disolventes.

Una tecnología que ya ha llamado la atención de algunos grupos automovilísticos, e incluso ya ha firmado un acuerdo que según los rumores es con la india Tata, que probará las primeras celdas y que si todo funciona según lo establecido, pondrá en marcha un acuerdo para la venta de 3 GWh al año.

Fuente | Alsym

Compártelo: