Los concesionarios estadounidenses hacen las mejores ofertas, compras una Ford F-150 Lightning y pagas dos

El modelo de venta tradicional de los concesionarios vuelve a demostrar ser su peor enemigo y le abre la puerta a las marcas a buscar un modelo de negocio moderno y desvinculado.

Ford se ha encontrado con un enorme éxito entre las manos con la pickup eléctrica F-150 Lightning. En diciembre anunció que había acumulado 200.000 reservas para una furgoneta de la que sólo podrá producir 40.000 unidades este año. En el 2023 acelerará la producción para poder entregar 150.000 furgonetas. La previsión de Ford antes de esta avalancha de reservas era la de fabricar 15.000 unidades este año, 55.000 en 2023 y 80.000 en 2024.

Esta situación ha sido aprovechada por algunos concesionarios para añadir un plus sobre el precio sugerido de la furgoneta. Si el precio arrancaba en los 40.000 dólares del modelo base y 53.000 para el modelo medio XLT, algunos concesionarios han añadido 10.000 dólares al precio por «ajustes de mercado». Además de este plus, se ofrece una subida de 30.000 dólares para poder estar entre los 25 primeros propietarios y en todo caso el cliente tiene la obligación de hacer un depósito de 5.000 dólares no reembolsable.

La mala praxis récord de un concesionario de Ford

Pero como casi todo en la vida, siempre tiene que haber alguien que destaque entre los demás. Posiblemente este alguien sea el responsable del concesionario Gary Smith Ford de Fort Walton Beach en Florida. Gracias a un post en un foro del F-150 Lightning descubrimos que en este concesionario se añade al precio de la pickup 70.000 dólares de ajuste de mercado, dejando el precio final en 140.000 dólares. Entrega incluida.

El precio de venta después del ajuste hecho por el concesionario supera el doble del precio original

A principios de año Ford ya avisó a los concesionarios que evitaran incurrir en este tipo de prácticas. Sin embargo en Estados Unidos los fabricantes tiene poca influencia en el precio final puesto por el concesionario. La única presión que puede ejercer es limitar el número de vehículos entregados o el cupo de futuros pedidos si detectan este tipo de fraudes.

La marca americana se ha visto incluso forzada a amenazar con multas a los concesionarios que vendieran las primeras unidades de muestra enviadas si no eran capaces de sustituirlas por otra unidad antes de 90 días.

La red de concesionarios y su futuro

Este tipo de malas prácticas de los concesionarios que ya han sufrido otras marcas como Mercedes suponen un enorme daño en la imagen de los fabricantes. Las marcas de toda la vida se tendrán que replantear el uso de los concesionarios como centros venta, postventa y atención al cliente.

Mientras tanto las nuevas marcas que se han decantado por métodos de venta directa tendrán que replantearse un correcto servicio de postventa y atención al cliente.

Una solución híbrida es la realizada por Volkswagen y el leasing de sus modelos eléctricos ID.4 e ID.5. Por un lado se aprovecha su presencia online para poder ofrecer sus vehículos y por otro se pone en valor la función de los concesionarios para un correcto asesoramiento personal y servicio postventa.

Fuente e imagen f150lightningforum.com

Compártelo: