El nuevo convenio de SEAT contempla medidas para conseguir una segunda plataforma eléctrica

Con el objetivo de lograr la adjudicación de una segunda plataforma eléctrica para la planta de Martorell (Barcelona), el preacuerdo para el vigésimo convenio colectivo de SEAT S.A., que los trabajadores deberán ratificar a finales de mes, incluye un pack de competitividad. De ser aprobado, el nuevo convenio estará en vigor hasta el 31 de diciembre de 2026.

Actualmente, Martorell se encarga de producir vehículos sobre las plataformas MQB A0 (Audi A1, SEAT Ibiza y Arona) y MQB (SEAT León, CUPRA Formentor). Recientemente, Volkswagen encargó a la empresa española la industrialización de la plataforma MEB Small, sobre la que se asentarán los coches eléctricos pequeños del grupo.

La conocida como «MEB Small Family», que entrará en producción en 2025, estará formada por tres utilitarios y tres B-SUV, los cuales se venderán bajo las marcas CUPRA, Skoda y Volkswagen. Mientras que los hatchbacks saldrán de las líneas de Martorell, los todocaminos se ensamblarán en la planta de Landaben (Navarra).

A pesar de que Volkswagen aspira a fabricar medio millón de eléctricos en Martorell anualmente, esta cifra será insuficiente para mantener el nivel de trabajo actual de la factoría, pues debido a su sencillez, la construcción de un coche eléctrico requiere un 30% menos de mano de obra. Por este motivo, los sindicatos llevan ya un tiempo presionando para atraer una segunda plataforma eléctrica que permita mantener el empleo.

CUPRA UrbanRebel

SEAT S.A. industrializará la plataforma MEB Small

Otra preocupación son los bajos márgenes de beneficio de los coches pequeños, algo que podría afectar negativamente a la rentabilidad de SEAT S.A. Por lo tanto, la asignación de un modelo más grande y costoso debería permitir mejorar las cuentas de la empresa, que fue la única división del Grupo Volkswagen que cerró el año 2021 en números rojos (algo debido principalmente al reparto desigual de microchips dentro del Grupo Volkswagen).

Entre otras cosas, en el convenio se acuerda que si el IPC de este año supera el 3%, la diferencia entre este porcentaje con el IPC real a diciembre de 2022 se pagará en dos plazos: el 50% en partes iguales el 1 de enero de 2023, 2024, 2025 y 2026; y el 50% restante estará condicionado a la adjudicación de una segunda plataforma eléctrica (si esto no se logra, el importe se abonará el 1 de enero de 2026).

El preacuerdo también incluye el Plan de Suspensión de Contratos de SEAT, que contempla la salida voluntaria de unos 1.330 trabajadores con más de 61 años (590 directos y 740 indirectos). Estos empleados recibirán el equivalente al 70% de su sueldo, la prima y el plus de equipo, así como el 100% del complemento de previsión o aportación al plan de pensiones hasta los 65 años.

Compártelo: