El Dacia Spring recibe una versión lujosa en China: el Dongfeng EX1 Nano BOX. ¿Llegará a Europa?

En el año 2015, Renault lanzó en India el Kwid, un urbano (segmento A) de planteamiento low-cost que rápidamente cosechó un importante éxito gracias en parte a su estética, similar a la de un SUV en miniatura. Este vehículo actualmente se vende en países tan dispares como Brasil o Sudáfrica, siendo uno de los automóviles más globales de la firma del rombo.

En 2019, la compañía comenzó a fabricar en Shiyan (China) una versión 100% eléctrica de este modelo a través de la joint venture eGT New Energy Automotive, de la que posee una participación del 25%. El otro 75% está en manos de Dongfeng (50%) y Nissan (25%).

Curiosamente, el Renault Kwid eléctrico se comercializa con varias marcas y nombres: Dacia Spring, Dongfeng Aeolus EX1, Dongfeng Fengguang E1, Dongfeng Fengxing T1, Renault City K-ZE, Renault Kwid E-TECH y Venucia e30 EV. Ahora debemos añadir a esta lista un nuevo hermano en discordia: el Dongfeng EX1 Nano BOX.

Mientras que el anterior EX1 se basaba en la estética del Kwid original (2015), la nueva versión toma como punto de partida el Kwid restyling (2019), como demuestra el hecho de que ahora luzca unos nuevos grupos ópticos a dos alturas. Sin embargo, Dongfeng ha querido ir un paso más allá y dotar al nuevo modelo de un interior completamente remodelado.

Dongfeng EX1 Nano BOX

Los principales cambios del Dongfeng EX1 Nano BOX se centran en el habitáculo

El salpicadero ahora adopta unas formas mucho más modernas, con una instrumentación digital de 7 pulgadas y una pantalla táctil en formato horizontal de 10 pulgadas sin integrar en el salpicadero. La consola central con el selector de marchas está en una posición más elevada, lo que mejora la ergonomía; además, el habitáculo luce un esquema de colores (Azul Morando y Blanco Coco) muchísimo más llamativo.

Por el momento no está claro si esta versión contará con cambios mecánicos respecto al modelo base. Recordemos que el Dacia Spring equipa un motor de 45 CV (33 kW) y 125 Nm que le permite completar el 0 a 100 km/h en 19,1 segundos y alcanzar una velocidad punta de 125 km/h. Su pack de baterías de 27,4 kWh le proporciona una autonomía de 230 km WLTP, y puede cargar a un máximo de 30 kW de potencia en corriente continua (0-80% en 50 minutos).

Curiosamente, la versión para Mercosur (Renault Kwid E-TECH) dispone de un propulsor de 65 CV (48 kW) y 113 Nm, gracias al cual rebaja el 0 a 100 km/h a 14,6 segundos, mientras que su velocidad punta pasa a 130 km/h. ¿Llegarán este nuevo motor o el salpicadero remodelado al Dacia Spring europeo, que recientemente recibió un ligero lavado de cara estético? Aunque todavía es pronto para saberlo, lo cierto es que ambas mejoras permitirían cimentar el éxito de un modelo que está logrando una enorme popularidad en los primeros compases de su vida comercial.

Fuente | yiche

Compártelo: