¿Dónde está el nuevo Hyundai Nexo? A dos años vista

El principal competidor del Toyota Mirai es el Hyundai Nexo, uno de los dos modelos de pila de combustible de hidrógeno que están a la venta en el segmento de turismos. El Seoul Economic Daily ha publicado que Hyundai tiene problemas con el desarrollo de la siguiente generación pila de combustible, por lo que se aplaza el lanzamiento comercial del nuevo Nexo a 2024.

La publicación cita fuentes de atribución reservada de la industria de componentes surcoreana. Mientras tanto, Toyota ha dado un salto evolutivo con una nueva generación y un nuevo Toyota Mirai. De acuerdo a la planificación anterior, el nuevo Nexo se va a retrasar un año. Pero no parece haber prisa, porque de enero a mayo se han vendido 3.978 Nexo en Corea del Sur y se han exportado 120 a terceros países.

A nivel comercial, el Nexo se ha quedado muy por delante del Mirai en Europa, prácticamente dobla las ventas del japonés. Hyundai está viendo que el despegue comercial de los turismos de hidrógeno con pila de combustible es demasiado suave, y la electrificación demanda más prisa. Hyundai comercializa cinco tecnologías eléctricas: semihíbrido, híbrido puro, híbrido enchufable, eléctrico puro y pila de combustible.

Hyundai IONIQ 5

Hyundai anunció en septiembre que todos sus vehículos comerciales tendrán versiones de pila de combustible en 2028, lo que incluye obviamente a Kia. En cuanto a las marcas Kia y Genesis, tendrían esta opción a partir de 2025. Sin embargo, el desarrollo de los Genesis FCEV quedó aplazado a finales de año, lo cual evidentemente retrasará cualquier lanzamiento comercial.

Algunos analistas creen que Hyundai está levantando el pie del acelerador en materia de pilas de combustible, al menos para turismos, y que prefiere centrarse más en modelos electrificados con baterías. Es claramente la tendencia del mercado, para popularizar el hidrógeno hace falta más tiempo, yendo esta tecnología claramente por detrás en cuanto a tiempos. Hyundai sigue sin abandonar, pero se lo toma con más calma.

En nuestro país el Nexo tiene una tarifa de 72.850 euros, muy poco atractiva si no hay hidrolineras públicas. De hecho, en todo el año no se ha matriculado ni uno, frente a tres Mirai de enero a mayo. La evidencia numérica es irrebatible, la demanda de turismos de hidrógeno es y va a seguir muy baja, teniendo que incentivar flotas para que vaya habiendo una infraestructura. Si no, pocos particulares van a arriesgar tanto.

Compártelo: