El Autopilot de Tesla es el sistema de asistencia involucrado en más accidentes, según la NHTSA

La NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos) ha publicado su primer informe evaluando el rendimiento de las ADAS (sistemas avanzados de asistencia al conductor) de los principales fabricantes de automóviles. Los resultados obtenidos no han dejado a nadie indiferente.

El estudio, bautizado «Safety Performance of Advanced Vehicle Technologies», se divide en dos secciones: una para los sistemas de conducción de nivel 2 y otra para los de nivel 3-5. Dado que los controles de crucero adaptativo y las funciones de mantenimiento de carril entran en la primera categoría, el Autopilot de Tesla es evaluado en dicha sección.

Llama la atención que, con 273 accidentes, Tesla lidere el ranking de siniestralidad del informe, muy por delante de los 90 incidentes de Honda y los 10 de Subaru. Sin embargo, el estudio no tiene en cuenta aspectos fundamentales como el número de vehículos equipados con los sistemas (probablemente Tesla tenga la mayor cantidad de unidades con ADAS) o los kilómetros recorridos con ellos activados. Dicho de otra forma, estos números no representan el nivel de seguridad de cada sistema.

El pack FSD (Full Self-Driving) de Tesla por su parte es evaluado en la categoría de nivel 3-5. Los datos, obtenidos de julio de 2021 a mayo de 2022, solo hacen referencia a un único accidente. En esta sección, el mayor número de incidentes fueron protagonizados por Waymo (62 accidentes), la empresa de conducción autónoma de Alphabet (Google). Por detrás se encuentran Transdev (34 accidentes) y Cruise (23 accidentes), perteneciente a General Motors.

Coche autónomo de Waymo y Zeekr (Geely)

Los datos de la NHTSA no muestran el nivel de seguridad de los sistemas

«Los datos publicados hoy son parte de nuestro compromiso con la transparencia, la rendición de cuentas y la seguridad pública. Las nuevas tecnologías de los vehículos tienen el potencial de ayudar a prevenir choques, reducir la gravedad de los mismos y salvar vidas», explica el Dr. Steven Cliff, administrador de la NHTSA.

«El departamento está interesado en fomentar tecnologías que hayan demostrado hacerlo; recopilar estos datos es un paso importante en ese esfuerzo. A medida que recopilemos más datos, la NHTSA podrá identificar mejor cualquier riesgo o tendencia emergente y aprender más sobre el rendimiento de estas tecnologías en el mundo real».

Fuente | Electrek

Compártelo: