Giga Berlin y Texas, las nuevas fábricas de Tesla, pierden ingentes cantidades de dinero por la falta de piezas

Para Tesla hay algo peor que quemar combustibles fósiles, y es quemar dinero. Mientras las fábricas de Fremont (California, EEUU) y Shanghái (China) están produciendo a muy buen ritmo y colocando a Tesla entre los fabricantes de volumen medio, las de Berlín (Alemania) y Austin (Texas, EEUU) no cumplen el plan preestablecido. La falta de componentes es el problema.

La tercera parte de la entrevista realizada por Tesla Owners Silicon Valley a Elon Musk ya se ha publicado, y nuevos titulares pueden extraerse de la misma. No solo faltan componentes para fabricar los coches, también para las propias fábricas. Para Elon Musk, la situación es como una pesadilla. Por ejemplo, en Giga Texas no se puede trabajar con las celdas 2170 porque la maquinaria necesaria sigue atascada en China (en el momento de hacer la entrevista al menos, 31 de mayo).

Elon Musk comentó que «las dos fábricas de Berlín y Austin son incineradores de dinero gigantes en este momento», en relación a los costes que no se pueden cubrir con una producción escasa. «Es realmente como un rugido gigantesco, un sonido de billetes ardiendo», clarificó. Nada puede hacer Tesla hasta que lleguen las piezas necesarias.

Los cierres por la política «COVID cero» en China afectan a la industria como una onda expansiva, porque no solo han cerrado fábricas, también se ha paralizado bastante la actividad en los puertos. Solo en Shanghái el atasco que se ha formado con barcos mercantes ha sido descomunal. Para Musk la situación de pesadilla logística ni se ha acabado, ni se va acabar pronto.

Además, la sombra de la recesión es fuerte. Después de esta entrevista supimos -por la filtración de correos internos de Tesla- que prevé una mala época y tiene que despedir gente. Luego se matizó esta postura, que afecta a personal de oficina y no a trabajadores en fábrica. De hecho, en Berlín Tesla tiene problemas para conseguir trabajadores suficientes porque no ofrece los mejores salarios.

Tesla lleva dos años lidiando con la crisis de los suministros mejor que la mayoría de los fabricantes, dado su gran nivel de integración vertical, pero eso tiene un límite. Tesla ha tenido que subir sus precios como todos, y también ha sufrido interrupciones en sus fábricas, la más significativa fue en Shanghái, 20 días de producción perdidos por el último gran brote de COVID.

Giga Shanghai

Las dos primeras semanas de julio podría otra parada en Shanghái, esta vez para modernizarla y aumentar la producción, tal y como asegura Sina Tech. Esta información tenemos que ponerla en cuarentena, porque la agencia Caijing informa que lo desmienten en fábrica. Sea como fuere, en Shanghái han recuperado el ritmo anterior al cierre de finales de marzo.

Compártelo: