Hoy se cumplen 12 años de Tesla en bolsa. La empresa vale 200 veces más que en 2010

Tesla, Inc. se fundó en 2003. Cuando salió a bolsa, el 30 de junio de 2010, era un fabricante muy pequeño y de nicho, con un solo modelo. Muchas cosas han cambiado en 12 años, pues se ha convertido en el mayor fabricante de coches eléctricos del mundo, y es uno de los mayores disruptores de una industria centenaria. Lo que ha pasado con sus acciones es digno de estudio.

En la apertura de la oferta pública inicial de acciones (IPO), TSLA cotizaba a 17 dólares por título. Actualmente se cotiza a 685,47 dólares, que es muchísimo más, aunque está bien lejos del techo histórico de cotización de noviembre de 2021, cuando alcanzó la friolera de 1.243,49 dólares -intradía-. Si hubiésemos tenido un almanaque bursátil del futuro, y de haber invertido 1.000 dólares hace 12 años, vendiendo en el techo habríamos ganado 364.586,06 dólares (comisiones aparte). Vendiendo hoy, algo menos, 200.528,18 dólares de ganancia bruta.

Hay que recordar que Tesla realizó una maniobra de split de sus títulos en agosto de 2020. Cuando una acción individual resulta demasiado cara, el split consiste en un abaratamiento contable que se compensa con más acciones. Concretamente, el 21 de agosto la acción pasó a ser cinco veces más económica, y cada accionista recibió cuatro acciones por cada una que tuviese; fue lo comido por lo servido.

Cotización de TSLA desde 2010 hasta 2022. Fuente: Google Finance

Teniendo en cuenta esa corrección, es como si TSLA hubiese salido a bolsa el 30 de junio de 2010 a un precio de 3,4 dólares, no a los 17 dólares a los que efectivamente salió. De todas formas, cuando Tesla empezó a ser un valor realmente atractivo, sobre todo para todo tipo de especuladores y tiburones de las finanzas, fue a partir del tercer trimestre de 2019.

Ahí comenzó la locura, pues un valor que históricamente no había pasado de los 80 dólares fue trepando y trepando, principalmente a raíz de la presentación del Cybertruck, amén de unos muy buenos resultados contables ¡aunque todavía estaban en números rojos! Hasta 2020 no se lograron beneficios durante todo el ejercicio, fueron 721 millones de dólares. En 2019 perdieron 862 millones.

Desde el pico histórico de cotización Tesla lleva bajando en bolsa y la tendencia es que siga bajando. Es la esperada corrección de muchos analistas que consideraron que su valor estaba demasiado inflado, a tenor de sus auténticas cifras de negocio, producción, ventas, etc. Tesla prácticamente no ha cambiado de valor en 52 semanas, mientras otros valores han caído muchísimo más.

Elon Musk está preocupado por las cifras económicas, recientemente supimos que el fabricante va a despedir a miles de personas salvo en las fábricas, mientras siguen sonando de lejos avisos de recesión económica o algo peor todavía, estanflación (recesión + inflación). Eso, sumado a los problemas de materias primas, el incremento de los tipos de interés y a un posible pinchazo de ventas, está ahuyentando a los inversores.

Tesla se ha convertido en uno de los valores más volátiles del NASDAQ, de ahí su atractivo y su riesgo, según a quién preguntemos

Puede que Tesla vuelva algún día a cotizar tanto que esté valorada en más de un billón de dólares (actualmente 710.410 millones), pero no parece que vaya a ocurrir a corto plazo. El atractivo de las acciones de Tesla no han sido sus jugosos dividendos, pues no los han dado nunca, sino su elevado potencial de especulación. Acabará valiendo lo que realmente vale. Quien quiera invertira hora en Tesla, que no espere hacerse millonario, hubo tiempo hasta 2019 para tomar posiciones con una revalorización salvaje.

En el supuesto teórico de que compremos ahora mismo y esperemos a que vuelvan a su tope histórico, apenas vamos a doblar la inversión. En su momento, comprar acciones de TSLA era apostar más a la fe que a los números. Ahora toca esperar a que pase el tsunami, y cuando eso suceda, tendrá muy buenos números, y serán un argumento más sólido para que valga lo que valga. Y mientras unos disfrutan de los pingües beneficios, otros habrán perdido hasta la camisa con sus bajadas.

Compártelo: