Polestar muestra en una patente los nuevos detalles del Polestar 5 que irá a producción

Después de la exitosa presentación en 2020 del vehículo conceptual Precept y ante la proximidad del inicio de la producción del Polestar 5, se ha hecho pública una patente presentada en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) que muestra nuevos detalles del sedán destinado al mercado donde competirá entre otros con el Tesla Model S, el Audi e-tron GT o el Porsche Taycan.

En el momento de su presentación durante el Salón de Ginebra ya descubrimos que estábamos ante un coche extremadamente atractivo y rápido. Polestar rompía con las líneas de diseño de los Polestar 1 y 2 alejándose de Volvo. Además se utilizará una nueva plataforma de aluminio pegado que mejora la ligereza y rigidez estructural gracias a un sistema desarrollado por la propia marca que permite la fabricación simultánea de plataforma y carrocería dejando atrás las soldaduras.

Siguiendo con este objetivo de incrementar la rigidez estructural, se ha decidido suprimir la luna trasera, que es sustituida por una cámara que nos servirá de espejo retrovisor. Esta parte trasera continúa con el techo panorámico de vidrio de anteriores modelos.

Sin confirmación sobre la propulsión, que se rumorea que montaría un motor de 475 kW, sí sabemos que la distancia entre ejes es de 3.100 mm. Esto implica además de una amplia zona para pasajeros y carga que habría espacio suficiente para una batería con capacidad de hasta 130 kWh.

El rediseño de elementos del modelo de producción del Polestar 5

Alguno de los cambios respecto al modelo conceptual incluyen el cambio de la posición de las bisagras de las puertas traseras que se sitúan en un lugar más convencional, el retorno de los espejos retrovisores en lugar de las cámaras y la desaparición de la salida de aire del capó delantero.

Por otro lado, otros pequeños rediseños incluyen retoques en las ventanas, retoques en los parachoques delantero y trasero y la reducción de los neumáticos. Pero quizás uno de los más interesantes es la desaparición del sensor LiDAR que es sustituído por un panel de sensores. Esta modificación pone bajo el foco el sistema de conducción autónoma del Polestar 5 que se une a Tesla en la eliminación de este radar. Será interesante saber cómo Polestar recopila y analiza toda la información necesaria para poder ofrecer la conducción autónoma.

Este año se espera la salida del SUV grande Polestar 3, con la llegada del SUV mediano Polestar 4 para el 2023. En el 2024 se espera que comience la producción del Polestar 5 con su llegada a finales de año o ya en el 2025.

Compártelo: