Porsche cree que el aumento de precio de las materias primas podría ralentizar la adopción del coche eléctrico

Porsche está electrificando su gama a gran velocidad. Aunque actualmente solo cuenta con un único modelo de este tipo en su oferta, el Taycan, a corto plazo otros como el Macan o el 718 (Cayman/Boxster) seguirán sus pasos. Para el año 2030, los responsables de la firma de Stuttgart estiman que el 80% de sus ventas se corresponderán con vehículos cero emisiones.

Michael Steiner, miembro del Consejo de Dirección de Porsche responsable de Investigación y Desarrollo, ha confirmado sin embargo que a pesar de la prohibición de vender automóviles térmicos que entrará en vigor en Europa a partir del año 2035, la compañía seguirá trabajando en el desarrollo de combustibles sintéticos.

«En 2030, queremos que el 80% de los vehículos que entreguemos a nuestros clientes sean completamente eléctricos, según la disponibilidad y la infraestructura. Sin embargo, continuaremos cultivando el motor de combustión. Estamos seguros de que habrá mercado para los motores de combustión en el futuro y continuaremos desarrollando el motor bóxer.

Tenemos que alejarnos de los combustibles fósiles a largo plazo y necesitamos combustibles sintéticos para hacerlo. Con nuestra planta piloto en Chile, estamos demostrando que es técnicamente posible. Sin embargo, nos gustaría ver aún más apoyo político, por ejemplo […] impuestos específicos a los combustibles correspondientes. Es la forma correcta de reemplazar gradualmente los combustibles fósiles».

Porsche Taycan Cross Turismo

El 80% de la gama Porsche será eléctrica en 2030

A medio plazo, el único modelo térmico que quedará en la gama del fabricante alemán será el longevo 911, su creación más icónica. Sin embargo, los rumores indican que el 911 con motor bóxer podría convivir con un 911 eléctrico desarrollado sobre una plataforma específica, algo que por el momento no ha sido confirmado por la empresa.

El resto de propuestas de la compañía irán abandonando paulatinamente los motores de combustión interna a lo largo de la década: además de los Macan y 718, también se espera que se electrifiquen los Cayenne y Panamera. Tampoco deberíamos descartar que el hiperdeportivo heredero de la saga 959/Carrera GT/918 Spyder sea eléctrico.

Aunque la apuesta de Porsche por la electrificación es firme, Steiner advierte de que el aumento de precio de las materias primas necesarias para la fabricación de vehículos eléctricos podría ralentizar la expansión de la movilidad cero emisiones. A raíz de esta situación, Porsche se verá obligada a trasladar la subida al precio de sus automóviles.

Fuente | ecomento

Compártelo: