Renault modera sus previsiones para el R5 eléctrico y extiende la vida del Clio con una sexta generación

En el año 2024, Renault lanzará uno de sus modelos eléctricos más ambiciosos: la tercera generación del simpático R5, uno de sus clásicos más populares. Este utilitario del segmento B, desarrollado sobre la plataforma modular CMF-BEV de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, será notablemente más asequible que el actual ZOE, al que sustituirá.

A pesar de que se trata de una propuesta muy esperada por un público sediento de coches eléctricos económicos, lo cierto es que en los últimos tiempos Renault ha moderado sus ambiciones con este modelo, pues tanto la crisis que sufre la industria como las dificultades particulares de Renault han tenido un efecto directo en el proyecto.

Los problemas en el suministro de semiconductores, los precios cada vez más elevados de las materias primas y la anunciada escasez de baterías que sufrirá la industria a corto plazo han afectado de lleno al R5, pues aunque originalmente se anunció que sus tarifas arrancarían en unos 20.000 euros antes de ayudas, Luciano Biondo, director general de Renault ElectriCity, ha confirmado que finalmente se situarán en una horquilla de 22.000-24.000 euros.

A esto habría que sumar que la transición a la movilidad eléctrica en Europa será más gradual de lo calculado por algunas marcas. A pesar de que Renault aspira a vender exclusivamente modelos eléctricos en el viejo continente a partir de 2030, lo cierto es que todavía no está preparada para prescindir de sus modelos térmicos a corto plazo.

Renault Clio E-TECH

El próximo Renault Clio será una evolución del actual

Por este motivo, Renault ha tomado la decisión de extender la vida comercial del Clio, uno de sus principales bestsellers. La sexta generación del utilitario térmico, prevista para 2026, convivirá durante un tiempo con el R5, si bien es de esperar que su andadura sea relativamente corta, pues debería discontinuarse en 2030.

El Clio VI será a grandes rasgos una versión actualizada del actual Clio V, pues aunque mantendrá su estructura y plataforma (CMF-B), estrenará un diseño remozado y una gama de motores modernizada. Esta estrategia será la misma que aplicará la firma del rombo con el Megane V, que será un profundo restyling del Megane IV.

El futuro Clio tendrá un motor 1.2 TCe MHEV (mild-hybrid) de 48 voltios y una versión HEV (híbrida) denominada E-TECH, la cual se beneficiará de un nuevo propulsor 1.8 (el actual es un 1.6 de origen Nissan) y de una unidad eléctrica de flujo axial desarrollada con WHYLOT, la cual resultará más compacta, barata y eficiente.

Fuente | L’Argus

Compártelo: