El Renault ZOE pierde su versión de 41 kWh y sube de precio 3.700 euros en Alemania

Renault se encuentra en plena rampa de lanzamiento de su nuevo modelo eléctrico, el Megane E-TECH Electric. Este crossover compacto, nacido para plantar cara al Volkswagen ID.3, es el primer integrante de la nueva generación de coches cero emisiones de la firma del rombo, como demuestra el hecho de que se base en la modernísima plataforma CMF-EV de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

Concebido en las etapas primigenias de su desarrollo como sustituto del popular ZOE, finalmente el recién llegado se sitúa por encima del veterano utilitario. El verdadero heredero del ZOE será un remake del clásico R5 previsto para el año 2024, pues también se encuadrará en el segmento B (el Megane compite en el segmento C).

Por lo tanto, durante dos años ZOE y Megane convivirán. Hasta ahora, el primero estaba disponible con dos baterías (41 y 52 kWh), estrategia seguida por el segundo (40 y 60 kWh). Como puede verse, podría existir cierto solapamiento entre ellos, pues sus autonomías son muy similares (313 y 390 km WLTP el ZOE, 302 y 454 km WLTP el Megane).

Renault ya ha tomado cartas en el asunto en Alemania, donde ha decidido suprimir la versión de 41 kWh del ZOE… y subir de precio 3.700 euros la de 52 kWh. Ahora, las tarifas del modelo arrancan en 36.840 euros, muy cerca de los 37.100 euros del Megane de 40 kWh, aunque todavía a una distancia prudencial de los 41.700 euros del de 60 kWh.

Renault Megane E-TECH Electric

El Renault ZOE seguirá estando disponible con la batería de 41 kWh en España

Renault nos ha confirmado que en España por el momento seguirá comercializándose el ZOE con la batería más pequeña, siempre asociada al acabado de acceso Life. Aunque en mayo subieron las tarifas de la gama unos 1.202 euros de media, en junio los precios se han mantenido sin variaciones.

En Alemania, la firma del rombo ha aprovechado para reformular la oferta del ZOE, que ahora dispone de nuevos niveles de equipamiento. Tanto con el motor básico de 109 CV (80 kW) como con el superior de 135 CV (100 kW), el ZOE viene de serie con la terminación Evolution, que incluye un rico equipamiento de serie (faros LED, climatizador, navegador, sensores de aparcamiento traseros, llantas de 16 pulgadas, arranque sin llave, advertencia de salida de carril, control de crucero…). Elegir el propulsor más potente supone un desembolso adicional de 1.000 euros.

Renault Megane E-TECH Electric

Por encima se encuentra el acabado Iconic, asociado exclusivamente al motor de 135 CV. Cuesta 2.850 euros más y añade unas llantas de 17 pulgadas, sensores de aparcamiento delanteros, cámara de marcha atrás, elevalunas traseros, una pantalla táctil de 9,3 pulgadas en lugar de 7, aviso de ángulo muerto y el asistente de luces.

El ZOE Evolution dispone en opción de los packs Comfort (elevalunas traseros, asistente de luces, espejo interior electrocrómico; 400 euros) y Techno (sensores de aparcamiento delanteros, cámara de marcha atrás, antinieblas LED; 800 euros), ambos de serie en el Iconic. Tanto el Evolution como el Iconic ofrecen la carga rápida de 50 kW en corriente continua como extra (450 euros).

Como puede verse, el ZOE de 52 kWh ahora entra de lleno en el terreno del Megane de 40 kWh, pues cuesta prácticamente lo mismo y ofrece más autonomía; además, por el momento la carga rápida no está disponible en el Megane con la batería pequeña. ¿Merece la pena el Megane de acceso, conviene más optar por el ZOE, o es mejor dar el salto directamente al Megane superior? No dejéis de darnos vuestra opinión en la sección de comentarios.

Compártelo: