Si no quieres esperar a la Mercedes Marco Polo eléctrica, ya tienes la EQV camperizada por Tonke

Actualmente la Clase EQV de Mercedes-Benz -basada en Vito- es una de las mejores furgonetas eléctricas del mercado. A falta de versión Marco Polo (Vito camperizada), el especialista holandés en conversiones Tonke ha presentado sendas versiones camper de EQV. El modelo Adventure está más orientado al viaje en sí, y el Touring más pensado en acampada con comodidades a bordo.

En los dos casos se parte de la EQV larga con las baterías de 100 kWh, para maximizar la autonomía disponible (más de 300 km) y el espacio a bordo. Sin entrar a valorar opciones, el incremento de precio sobre el vehículo base es muy razonable, pero si nos hinchamos a meter opciones se puede llegar a los 100.000 euros.

En este segmento de furgonetas, que es un tamaño medio, hay sitio para lo que hay, y eso que Tonke ha aprovechado cada centímetro cúbico de la Clase EQV. Para no afectar a la autonomía se ha instalado una batería de 100 Ah adicional y un inversor de 3.000 vatios para alimentar consumidores eléctricos. A todo esto hay que añadir la inmensa oferta de equipamiento extra que ya ofrece Mercedes de por sí.

Tonke EQV Adventure

En el modelo Adventure tenemos un asiento central de tres plazas y la posibilidad de añadir la tercera fila de asientos. Tiene la ventaja de que la cama es más amplia, 203×145 cm, pero no tiene el módulo de cocina central. A cambio, se puede optar a un módulo trasero de cocina simplificado con fuego alimentado por gas.

En cambio, el modelo Touring dispone de cocina interior que puede trasladarse al exterior por el lado izquierdo, cuenta con armario, nevera de 36 litros, fregadero, dos fuegos eléctricos, etc. La cama es un poco más estrecha, obviamente, 205×115.

La cocina tiene un diseño muy ingenioso, integra la mesa plegable para ahorrar espacio. Hasta se ha previsto que, en caso de emergencia fisiológica, haya un «inodoro» plegable para que uno pueda aliviarse con dignidad en bolsas especiales si el clima externo lo desaconseja. Lo que sí que no hay es ducha, eso sí, se puede instalar el módulo de techo con otra cama de 195×110, aunque la conversión se encarece notablemente.

Tonke EQV Touring

Los precios de la EQV Adventure por Tonke arrancan en 68.357 euros, mientras que la versión EQV Touring costará 91.604 euros, en los dos casos incluyendo el vehículo base y en configuración de dos plazas pernoctables. Respecto a una conversión de furgoneta diésel en eléctrica, es mejor idea de cara a la autonomía, coste, etc. Es lo más parecido a tener una Mercedes Marco Polo totalmente eléctrica.

El configurador de Tonke está en holandés/belga y en alemán, así que hay que echarle paciencia.

Compártelo: