Stellantis se convierte en el segundo accionista de Vulcan Energy por 50 millones de euros

El fabricante euroamericano tiene intenciones muy potentes de electrificación, 100% de coches eléctricos y furgonetas en Europa y 50% en Estados Unidos en 2030. Para ello Stellantis tiene que asegurarse el suministro de materias primas a largo plazo, y una buena forma de hacerlo es siendo accionista de sus proveedores. Vulcan Energy será uno de ellos.

Vulcan Energy se está haciendo conocida por acumular decenas de miles de millones de euros en contratos de suministro de litio sostenible, gracias al empleo de energía geotérmica para la saca de salmuera del valle del Alto Rin (Alemania). Es la mayor fuente de litio de Europa y la extracción se llevará a cabo sin emisiones de carbono, todo con energía limpia.

Stellantis ha anunciado hoy la inversión de 50 millones de euros en Vulcan Energy, por lo que pasará a ser el segundo accionista, con el 8% de los títulos de la empresa. Además, se ha ampliado el acuerdo vinculante de compra anunciado en noviembre (cinco años, a partir de 2026) a 10 años. Para hacernos una idea, en noviembre anunciaron asegurarse el suministro de 81.000 a 99.000 toneladas de hidróxido de litio, el triple de lo anunciado por Renault hasta la fecha, 26.000 a 32.000 toneladas.

El comunicado de prensa de Stellantis y Vulcan Energy especifica que la inversión servirá para la perforación de expansión de producción planificada, pues para conseguir energía geotérmica hay que taladrar mucho el suelo. Vulcan Energy obtendrá todo lo que necesita: salmuera con litio y la energía para separarlo del agua.

Mediante esta jugada, Stellantis mata varios pájaros con la misma bala. Se asegura tener un proveedor fiable que no le dejará con los pantalones bajados por tener que atender pedidos para mucha gente: ser el segundo accionista pesa mucho. Además, sus insumos van a ir menos lastrados por emisiones de carbono, algo que es importante de cara al 2050 y en cálculos de emisiones de ciclo de vida completo de sus vehículos.

Hasta ahora, los grandes fabricantes han estado dependiendo de proveedores asiáticos que no controlan, ligados mediante contratos de suministro. La tendencia para la segunda mitad de la década es que los fabricantes y los proveedores de materias primas o componentes más estratégicos vayan más de la mano. Para Norteamérica Stellantis ha llegado a un acuerdo similar con Controlled Thermal Resources Ltd., cuyo modus operandi es similar: obtención de litio sostenible mediante energía geotérmica. Les han pedido 25.000 toneladas anuales de hidróxido de litio durante 10 años.

Compártelo: